Foro Adventista - abc Mujer Adventista
Saludos queridos visitantes, te damos la bienvenida a este foro,abordamos temas que no estan disponibles en otros sitios adventistas pero que consideramos de interes,por ahora tenemos nuestros foros y subforos visibles solo para usuarios registrados, sugerimos registrarte para poder acceder a la informacion y recursos,Dios les guarde

Éxito y Fracaso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:39 am

Éxito y Fracaso

Sobre la mayoría de los seres humanos y desde una edad muy temprana recae una presión social masiva para que sean exitosos y eviten el fracaso. Usualmente se cree que el éxito se logrará mediante la lucha por alcanzar victoria, notoriedad, fama, y aceptación. El fracaso resulta cuando somos derrotados, cuando fracasamos en alcanzar metas establecidas arbitrariamente, cuando somos rechazados, cuando permanecemos desconocidos. Una sociedad altamente competitiva coloca el escenario para un síndrome de fracaso social masivo.
La mayoría de los conceptos de éxito giran alrededor del poder, posición, orgullo, alabanza, populari-dad, prestigio, propiedad y posesiones. Y frecuentemente, los padres intencionalmente o ignorantemen-te estimulan en sus hijos ambiciones no santas que estimulan y refuerzan motivos egocéntricos y mini-mizan esas metas que le permiten al niño de manera más efectiva ver el éxito a la luz de una extensión altruista. De esta manera se piensa que el fracaso ocurre bien sea cuando esas metas que hemos estable-cido para nosotros mismos, o que otros han establecido para nosotros, no son logradas, resultando en frustración, autoestima destruida, sentimiento de culpa e inclusive agresividad.
Con demasiada frecuencia la evaluación de éxito-fracaso es determinada por resultados inmediatos. Una evaluación retardada a menudo es mucho más inteligente y es más parecido al minero que ha ex-cavado en busca de oro infructuosamente durante dos semanas, pero con una excavación continuada encuentra la rica veta. ¿Era él un fracaso en esas semanas previas, o en realidad el esfuerzo se extendió fructíferamente para el logro de la meta final? Es obvio que el mayor fracaso aparente en la historia de la tierra, la crucifixión de Cristo, también fue la base para el mayor éxito de la historia humana.
Sin embargo, en el momento de la prueba, crucifixión y muerte, los discípulos de Cristo fueron lanzados en una gran tristeza, desaliento y un sentido de fracaso.
Debido a que el éxito y el fracaso son antónimos, quizás ayude a explorarlos en términos de lo opuesto que conlleva bien sea al éxito o al fracaso.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:39 am

1. Altruismo versus Auto-centrismo

Mucho se ha dicho en este volumen concerniente a la centralidad del altruismo y auto-centrismo, y ciertamente estos rasgos tienen un papel básico que desempeñar en el fracaso y éxito. Pablo explica la potencia del amor: “Las profecías terminarán. Cesarán las lenguas. La ciencia tendrá su fin. Pero el amor nunca se acaba”. 1 Corintios 13:8.
Pero cuando la autosuficiencia en vez del amor es la base de la motivación, una sensación de fracaso es inevitable, al margen de alguna evidencia inmediata de éxito. El egoísmo empaña la obra de todos aquellos que no son consagrados a Cristo, y muchos fracasan porque confían en sí mismos. Hay un fra-caso que se debe reconocer: “Sabemos que todas las cosas obran para el bien de los que aman a Dios, de los que han sido llamados según su propósito”. Romanos 8:28.
Esta dicotomía entre el altruismo y el auto-centrismo está bien descrita en la experiencia del rey Nabu-codonosor de Babilonia. Después de haber sido advertido acerca de serias consecuencias si continuaba en su auto-centrismo, su motivación básica seguía siendo el orgullo. Este orgullo fue evidenciado en su evaluación de las bases de su exitoso reino: “Y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué con la fuerza de mi poder, para residencia real y para gloria de mi grandeza?”. Daniel 4:30.
Este hombre orgulloso, rey de la más grande nación en la tierra en aquel entonces, subsecuentemente pasó muchos años en un estado de locura. Un verdadero éxito perdurable puede lograrse solamente en un clima de altruismo.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:40 am

2. Compromiso al Liderazgo de Cristo versus Siguiendo los Impulsos Propios

El impulso humano es inevitablemente egoísta. El hombre sufre de una hiper-ansiedad para buscar su propio éxito y programar su propio futuro. La experiencia de la caminata de Pedro sobre las aguas del mar es un indicativo de lo que ocurre cuando el hombre se desvía de la confianza en Cristo para con-fiar en sí mismo. Tan pronto como Pedro desvío la mirada de Cristo empezó a hundirse. El compromiso al liderazgo de Cristo involucraba el cumplimiento de los mandamientos e instrucciones de Dios. El Se-ñor le enfatizó esta verdad a Josué: “El Libro de la Ley nunca se aparte de tu boca. Antes medita en él de día y de noche, para que guardes y cumplas todo lo que está escrito en él. Entonces prosperarás, y todo te saldrá bien”. Josué 1:8
Frecuentemente el hombre espera por el liderazgo de Dios como si se les fuese a dar alguna revelación milagrosa a ellos, pero dentro de su Palabra se encuentran las bases para avanzar hacia delante y seguir su liderazgo. Todos aquellos que construyen sus vidas coherentemente con estos principios en realidad están siguiendo el liderazgo de Cristo. No caerán en la trampa de ser dirigidos por sus propios impulsos egoístas.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:40 am

3. Control de Cristo versus Falta de Control

Cuando el hombre pierde de vista el hecho de que Cristo es el máximo fundamento del éxito, éste pier-de el punto de enfoque real de su vida. Al permitirle a Cristo realizar su obra en nosotros, y al seguir su senda, experimentamos toda la suficiencia de Cristo. Si nuestra confianza está completamente en él, no puede haber fracaso, porque con Cristo no hay derrota. La batalla no es más nuestra, sino de Cristo. A menudo asumimos la carga y responsabilidad sobre nosotros mismos. El Señor le enseñó esta lección al profeta Samuel. Samuel estaba entristecido y se sentía rechazado cuando el pueblo de Israel pidió un rey, pero Dios le señaló que no era a él al que rechazaban, sino a Dios.
“Pero el Señor dijo a Samuel: ‘Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan, porque no te han des-echado a ti, sino a mí, para que no reine sobre ellos’”. 1 Samuel 8:7.
Pablo lo expresa hermosamente: “Cristo vive en mí. Y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó, y se entregó a sí mismo por mí”. Gálatas 2:20.
Está expresado aun más explícitamente en la epístola a los Colosenses.
“Cristo en vosotros, la esperanza de gloria”. Colosenses 1:27.
Cuando nuestras vidas están bajo el control de Cristo, el éxito está asegurado.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:41 am

4. Sometimiento a la Voluntad de Dios versus Temor al Fracaso

Puede parecer extraño colocar el temor al fracaso como contribuyente al fracaso, pero muchos se vuel-ven ineficientes y sin éxito porque evaden la responsabilidad, temiendo que fracasarán. Extrañamente hay aquellos que, en vez de colocar todo lo que tienen en un desafío, no harán absolutamente nada para enfrentarse a ello, asegurando por lo tanto el fracaso. Se sienten menos amenazados por el hecho de que han fracasado porque no han tratado, que si hubiesen “fracasado” después de un esfuerzo completo. Este dilema no es desconocido entre los estudiantes en la escuela o universidad. Vivimos en una so-ciedad donde muchos consideran que preferirían ser juzgados como perezosos en vez de lentos en habi-lidad o aptitud. Muchos aspectos alcanzables en sus vidas nunca se obtienen debido al temor a fracasar. El fracaso inevitablemente busca las limitaciones humanas, y los juzga de acuerdo a las normas huma-nas.
Dos de las experiencias más extrañas de fracaso ocurrieron en las vidas de los profetas, Elías y Jonás. Elías recién había mostrado su valor al mantenerse fiel a Dios sobre el Monte Carmelo contra las masas de los profetas de Baal. Sin embargo, como consecuencia, este hombre que había demostrado tal con-fianza en Dios llegó a temer las amenazas de la reina Jezabel y huyó a esconderse, donde le rogó al Se-ñor que le quitara la vida. No obstante, Elías estaba al borde del más grande honor que Dios pudiera conferirle a hombre alguno—la vida en el cielo.
Jonás había tratado de huir de la responsabilidad, pero Dios lo trajo de vuelta mediante un milagro para advertirle a la ciudad de Nínive del inminente juicio de Dios. Tan exitosa fue la advertencia de Jonás que bajo la dirección de sus líderes la ciudad se arrepintió y Dios retuvo sus juicios. No obstante, Jonás se llenó de consternación cuando las predicciones que él había hecho no se cumplieron. Se sintió humi-llado y culpó a Dios, justificando su huída previa del deber explicando que él sabía que Dios era bon-dadoso y misericordioso tardo para la ira y de gran benevolencia. Por tanto él no creía que Dios cum-pliría su juicio sobre Nínive. De alguna manera, Jonás fracasó en darse cuenta que por medio de su predica el Espíritu Santo había sido capaz de conducir a toda una ciudad de regreso a Dios y lo que
Jonás vio como un fracaso total fue la cúspide del éxito. Quizás no hay mayor evidencia del someti-miento a la voluntad de Dios que la expresada por Job: “Aunque me matara, en él esperaré”. Job 13:15.
Tal Sometimiento a la voluntad de Dios es la base más perfecta para el éxito

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:41 am

5. Preocupación por la Aprobación de Dios versus Inquietud por la Aprobación Humana

Es fácil colocar nuestro estado de aprobación en las manos del hombre, a estar preocupado por su eva-luación y juicio.
Sin embargo, la mayor responsabilidad de cada ser humano es la preocupación por la aprobación de Dios. Aunque algunas veces éstas corresponderán, frecuentemente estarán en conflicto, al igual que Cristo, al buscar hacer la voluntad de su Padre, a menudo traía la desaprobación de los líderes Judíos. Con demasiada frecuencia respondemos sobre la base de lo que otros pensarán respecto a nuestros ac-tos. Los padres pueden ejercer tremenda presión sobre sus hijos, motivándolos al indicar cuán humilla-dos se sienten por el fracaso de sus hijos. Tal motivación nace de una profunda raíz de baja auto-estima. Muchos padres buscan lograr un éxito supremo mediante el éxito de sus hijos, y cuando sus hijos fracasan en alcanzar las metas, ellos se sienten frustrados y desalentados. Pero la aprobación de Dios es ciertamente el mayor criterio. Esta verdad está completamente indicada en el consejo de Pablo a Timoteo: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja bien la Palabra de verdad”. 2 Timoteo 2:15.
La aprobación de Dios está basada sobre la respuesta sincera del hombre hacia el deber, no sobre logros absolutos.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:42 am

6. Aceptación de Responsabilidad versus Evasión de Responsabilidad

El fracaso resulta de cualquier intento por evadir la responsabilidad, porque tal evasión es nacida de mirar las limitaciones personales, en vez de colocar la confianza completa en Dios. Algunas de las ma-yores historias de éxito en las Escrituras han surgido cuando los hombres han respondido al llamado de Dios para llevar pesadas y difíciles responsabilidades. Samuel respondió al llamado del Señor, siendo niño bajo la dirección del Sumo Sacerdote Elí, diciendo: “Habla, que tu siervo escucha”. 2 Samuel 3:10.
El joven Isaías respondiendo de manera similar al llamado de Dios. “¿A quién enviaré? ¿Quién irá de nuestra parte?” Entonces respondí: “Aquí estoy, envíame a mí”. Isaías 6:8.
Pablo, después de su conversión, oró al Señor: “Señor, ¿qué quieres que haga?”. Hechos 9:6.
Dios nunca llama a un hombre o mujer a aceptar una responsabilidad a menos que él también provea los medios para ejecutarla. Un llamado de responsabilidad es una certeza y promesa de su poder completo para lograr todo lo que se requerirá. En la medida en que los hombres y mujeres acepten la res-ponsabilidad, confiadamente pueden orar y reconocer la fortaleza y poder que Dios les brinda para lo-grar la tarea

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:42 am

7. El Deseo para un Mayor Bien versus Una Fascinación con el Mal

Demasiado a menudo fracasamos debido a una fascinación con el pecado. Debido a que el verdadero éxito puede provenir solo como un don de Dios, este debe fluir de un corazón puro.
Dios obra únicamente mediante canales puros, y lo que no es puro él mismo lo purifica. Si bien el es-coger el bien a menudo puede involucrar un sendero de mayor dificultad, al final inevitablemente resul-tará en éxito. Esta decisión la tomó Moisés cuando fue educado en la corte de los Faraones.
“Por la fe Moisés, ya grande, rehusó ser llamado hijo de la hija de Faraón. Y eligió antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar los deleites temporales del pecado. Y consideró que el vituperio de Cristo es mayor riqueza que los tesoros egipcios, porque miraba el galardón”. Hebreos 11:24-26.
Si Moisés hubiera escogido una vida de pecado y complacencia, probablemente habría permanecido desconocido.
Pero hoy en día él es objeto de gran honor para tres grandes religiones mundiales: El Cristianismo, Ju-daísmo e Islamismo.
Por otra parte, están aquellos que han escogido lo que parecía la manera fácil, la senda de la mundana-lidad. Por lo tanto Pablo tristemente le informó a Timoteo: “Porque Demas me ha desamparado, aman-do a este mundo”. 2 Timoteo 4:10.
Sin embargo, si bien la vida de pecado puede parecer fácil y más atractiva, la realidad es exactamente lo opuesto, como advierte Salomón: “El camino de los infieles es duro”. Proverbios 13:15.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:42 am

8. Voluntad Indómita versus Una Voluntad Débil y Vacilante

La persona débil y vacilante no puede ser exitosa. Una voluntad fortalecida por la fe y confianza en Cristo es una voluntad que logrará éxito y victoria en la vida. Se debe enfatizar, sin embargo, que la fortaleza de la voluntad no depende de herencia o antecedentes humanos, sino de sometimiento de la voluntad a Cristo. Una voluntad débil y vacilante es una voluntad que nunca ha sido dirigida por el po-der de Cristo. Una voluntad indómita se desarrolla cuando la mente del hombre es transformada y re-novada por Cristo: “Y no os conforméis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que podáis comprobar cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. Romanos 12:2.
Se puede ver la debilidad y vacilación como respuesta al desafío de Elías en el Monte Carmelo. Cuando fueron desafiados por Elías a escoger entre Dios y Baal, el pueblo rehusó tomar una decisión.
“Y Elías se acercó al pueblo, y les dijo: ¿Hasta cuándo vacilaréis entre dos opiniones? Si el Eterno es Dios, seguidlo. Y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra”. 1 Reyes 18:21.
Fue solo después de la gran manifestación del poder de Dios en la aceptación del sacrificio de Elías y en el rechazo del sacrificio de los profetas de Baal que el pueblo tuvo el “valor” para decir:
“¡El Señor es Dios! ¡El Señor es Dios!” 1 Reyes 18:39.
Dios siempre permite una decisión. Al final de su vida, Josué desafió a los Israelitas a tomar esa deci-sión a favor o en contra de Dios, pero luego mostró su posición inmodificable con las siguientes pala-bras: “Yo y mi casa serviremos al Eterno”. Josué 24:15.
Tal determinación resulta cuando la frágil voluntad del hombre está ligada con la voluntad invencible de Dios.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:43 am

9. Una Diligencia Extenuante versus La Pereza

La parábola de los talentos enfatiza la importancia de la diligencia. Un siervo era perezoso y trató de excusarse por la falta del desarrollo del talento que le fue dado. Los otros dos, mediante una cuidadosa y enérgica diligencia, fueron capaces de multiplicar los talentos que se les confiaron. El trabajo duro, la perseverancia y la determinación son todos componentes esenciales del éxito. La indolencia es un pe-cado. Algunos simplemente descansan, pensando que solo necesitan poner su confianza en Dios para el logro de las mejores obras, pero el hombre no puede esperar que Dios haga por él aquello que él es capaz de hacer por sí mismo. Es cuando el hombre ha alcanzado el límite de sus recursos que Dios interviene. El hombre debe moverse tan lejos como le sea posible, confiando en Dios para hacer la diferencia entre su limitación y lo que él necesita para el éxito.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:44 am

10. Perseverancia versus Desaliento

Aquellos que se rinden y desaniman fácilmente también encontrarán el fracaso como suerte usual en sus vidas. Seguir en la modorra del desaliento es establecer un clima donde no puede sobrevivir el éxito. Cristo enfatizó este punto cuando dijo: “Seréis odiados por todos por mi Nombre. Pero el que persevere hasta el fin, ése será salvo”. Mateo 10:22.
La perseverancia y empuje continuo de Pablo se puede ver en su declaración a Timoteo: “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe”. 2 Timoteo 4:7.
El éxito no puede construirse sobre la timidez o tentativas, sino sobre una perseverancia que no admite barreras, ni obstáculos, ni obstrucciones en tanto que el hombre conserva su compañerismo con Cristo.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:44 am

11. Enfrentándose a las Pruebas Valientemente versus Evitando los Papeles Difíciles

Es fácil permitirles a los demás llevar las cargas pesadas y las responsabilidades difíciles. Es fácil ex-cusarnos por la falta de antecedentes, experiencia, educación o preparación. Pero frecuentemente la honestidad revela que las dificultades son evitadas porque no queremos enfrentarnos a los desafíos y pruebas que sabemos son frecuentemente parte del llamado de Dios. Sin embargo, podemos descansar en la certeza que no enfrentamos nada solos. Todos nuestros talentos, habilidades, inteligencia y energía física están apoyadas por él gran Dios del universo, y necesitamos que se nos recuerde este hecho, como a Moisés cuando él quiso evitar la pesada responsabilidad que Dios colocó sobre él para guiar a su pueblo fuera de Egipto.
Dios es el autor de nuestro ser, responsable por el éxito de nuestro llamado. La máxima realización de éxito es en unión con Cristo, como puede ser visto a la luz del gran crescendo de los últimos cinco versículos de Romanos 8. Se formula la pregunta: “¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribula-ción o angustia? ¿Persecución o hambre? ¿Desnudez, peligro o espada?”. Romanos 8:35.
Luego viene la seguridad: “Pero Dios, que nos ama, nos ayuda a salir más que vencedores en todo. Por eso estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”. Romanos 8:37-39.
Cristo no solo nos invita a aceptar su salvación, sino que también provee la fortaleza para enfrentarse a todas las dificultades, porque el éxito es suyo.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:44 am

12. Fe versus Presunción

La fe involucra una relación de confianza con Dios, un compromiso total hacia él y su liderazgo. La presunción por otra parte busca lograr los mismos fines, pero mediante la fortaleza humana. No puede haber mejor ejemplo de la diferencia entre fe y presunción que la vista en la experiencia de Abraham. Abraham demostró gran fe cuando siguió la instrucción de Dios para salir de Ur de los Caldeos a una tierra desconocida. Sin embargo, el mismo Abraham respondió presuntuosamente cuando aceptó a Agar como segunda esposa en un intento para obtener el hijo que Dios le había prometido.
Ismael, el hijo de esa unión, no era el hijo de la promesa, sino el hijo de la presunción. Dios respondió a la fe mucho tiempo después que Sara pasara la edad normal de procrear hijos. En el nacimiento de Isaac fue realmente dado el hijo prometido.
Otro ejemplo de presunción es dado en la experiencia de Sansón. Sansón había hecho pacto con Dios de no revelar que el secreto de su gran fuerza estaba en su larga cabellera. Pero Sansón traicionó ese pacto al revelarle a su esposa Dalila, esta verdad. Aunque por experiencia previa Sansón tenía todo motivo para creer que Dalila estaba buscando privarlo de su fuerza, ahora sentía tal autosuficiencia que cuando su cabeza fue rasurada seguía creyendo que podía lograr las grandes manifestaciones de fortaleza de experiencias previas. “Esta vez saldré como las otras, y escaparé”. Jueces 16:20.
Y entonces vinieron las palabras tristes: “Y no sabía que el Señor se había apartado de él”. Jueces 16:20.
De esta experiencia traumática Sansón aprendió a confiar en Dios. Este hecho es revelado justamente previo a su muerte. Entonces Sansón clamó al Señor: “Señor, mi Dios. Acuérdate de mí, te ruego; y dame fuerzas sólo esta vez, oh Dios; para que de una vez me vengue de los filisteos por mis dos ojos”. Jueces 16:28.
La presunción lleva al fracaso. La fe conduce al éxito.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:45 am

13. Moldeando las Circunstancias versus Ser Moldeado por las Circunstancias

El cristiano verdaderamente comprometido no permite que las circunstancias moldeen su vida o le diri-jan. Él ejerce virtudes positivas tales como la diligencia, honradez, integridad y pureza buscando usar las circunstancias para lograr las grandes metas que Dios ha establecido para él. Sin embargo, aun entre los profesos cristianos hay aquellos que son susceptibles a cada circunstancia. Pablo señaló que aquellos que llegan “A un estado perfecto, a la madurez de la plenitud de Cristo… ya no serían niños fluc-tuantes, llevados por cualquier viento de doctrina, por estratagema de hombres, que para engañar em-plean con astucia los artificios del error”. Efesios 4:13-14.
Las circunstancias deben ser moldeadas por el cristiano, sabiendo que mientras Dios lidere no permitirá que nada limite el cumplimiento de su propósito. Josué se dio cuenta de esta verdad al pararse frente al río Jordán. Los sacerdotes fueron ordenados a avanzar y el río se abrió para que Israel procediera a la Tierra Prometida.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por LAURACAROLINA el Dom Oct 16, 2011 12:49 am

14. Mirando Hacia delante versus Mirando Hacia Atrás

A menudo el fracaso está construido sobre una mirada hacia atrás. Los fracasos de nuestra vida pasada deberían ser olvidados. No se logra ningún objetivo reiterando los fracasos del pasado o las circunstan-cias que han producido consecuencias negativas. Dios llama a los hombres y mujeres a creer que los fracasos del pasado han sido perdonados, y a mirar hacia el futuro y la gloriosa esperanza que él ha co-locado delante de toda la humanidad. Por lo tanto Pablo fue capaz de decir: “Y prosigo a la meta, al premio al que Dios me ha llamado desde el cielo en Cristo Jesús”. Filipenses 3:14.
La destrucción de la esposa de Lot cuando ella miró hacia atrás a Sodoma, es simbólica del fracaso que acompaña la permanente visión hacia atrás de aquellos que profesan el cristianismo. El éxito es el re-sultado inevitable de un compromiso total con Cristo. Justamente antes de su muerte, David le repitió a Salomón la promesa de Dios que nunca le fallaría durante la construcción del templo.
“Él edificará el templo a mi Nombre. Él será mi hijo, y yo seré su padre, y afirmaré el trono de su reino sobre Israel para siempre”. 1 Crónicas 22:10.
En la dedicación del templo la oración de Salomón reconocía que la confianza de su padre en Dios hab-ía sido honrada.
“Bendito sea el Señor, que ha dado reposo a su pueblo Israel, tal como lo había prometido. Ninguna pa-labra de todas sus promesas que expresó por Moisés su siervo, ha fallado”. 1 Reyes 8:56.
El éxito no depende de grandeza intelectual o poder personal, sino del sometimiento a la Guía Divina. Dios, no el hombre, es responsable por el éxito. ¿Cómo valoraría el hombre el éxito de William Carey, el gran pionero misionero a la India? Al trabajar Carey durante muchos años sin un converso, ¿Se con-siderarían estos años como fracaso? No, al observar su trabajo desde la perspectiva del tiempo.
El éxito está basado en pasar tiempo en oración y ferviente estudio de la Biblia a fin de que uno pueda volverse un colaborador efectivo con Cristo. No deberíamos buscar evitar dificultades o luchas, porque frecuentemente éstos son los eslabones del éxito al aprender sabiduría del fracaso humano y al aprender mayor confianza y fe en Dios. Es fácil sentirse humillado cuando las cosas no marchan de acuerdo a los planes humanos, pero si nuestra seguridad está en Cristo, nuestro éxito no será evaluado en términos fi-nitos. Solo aquellos que han enfrentado, y, en el poder de Cristo, vencido grandes dificultades pueden saber cuales son las verdaderas bases del éxito.
En reflexión eterna sabremos la percepción limitada que tenemos ahora del éxito. Entonces se verá que los planes humanos eran absurdos, inadecuados e insatisfactorios.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 5017
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Éxito y Fracaso

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.