Foro Adventista - abc Mujer Adventista
Saludos queridos visitantes, te damos la bienvenida a este foro,abordamos temas que no estan disponibles en otros sitios adventistas pero que consideramos de interes,por ahora tenemos nuestros foros y subforos visibles solo para usuarios registrados, sugerimos registrarte para poder acceder a la informacion y recursos,Dios les guarde

Como Cristo Obró Justicia para Imputársela al Hombre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Como Cristo Obró Justicia para Imputársela al Hombre

Mensaje por LAURACAROLINA el Jue Oct 06, 2011 9:55 pm

Como Cristo Obró Justicia para Imputársela al Hombre.-

131.- “Jesús fue en todas las cosas hecho semejante a Sus hermanos. Se hizo carne, de la misma manera que nosotros. Tenía hambre, y sed, y fatiga. Se sustentaba con alimento y se refrigeraba por el sueño. Era Dios en la carene. Él compartió la suerte del hombre; no obstante, fue el inmaculado Hijo de Dios. Su carácter debe ser el nuestro. Dice el Señor de los que en Él creen: “En ellos habitaré, y entre ellos andaré; y yo seré su Dios, y ellos serán Mi pueblo””. DTG:228.

132.- “Habría sido una casi infinita humillación para el Hijo de Dios revestirse de la naturaleza humana, aun cuando Adán permanecía en su estado de inocencia en el Edén. Pero Jesús aceptó la humanidad cuando la raza humana había sido debilitada por cuatro mil años de pecado. Como cualquier hijo de Adán, aceptó los resultados de la operación de la gran ley de la hereditariedad”. DTG:33.

133.- “Cristo debía redimir, en nuestra humanidad, la falla de Adán. Cuando este fue vencido por el tentador, sin embargo, no tenía sobre sí ninguno de los defectos del pecado. Se encontraba en la pujan-za de la perfecta varonilidad, poseyendo pleno vigor de mente y de cuerpo. Se encontraba circundado de las glorias del Edén, y en comunicación diaria con seres celestiales. No así con Jesús cuando penetró en el desierto para medirse con Satanás. Por cuatro mil años había estado la raza humana decreciendo en fuerzas físicas, vigor mental y moral; y Cristo tomó sobre Sí las debilidades de la humanidad dege-nerada. Únicamente así podía salvar al hombre de las profundidades de su degradación”. DTG:82.

134.- “El Hijo de Dios se humilló a Sí mismo, y tomó la naturaleza humana después que la raza vagara cuatro mil años, desde el Edén, y desde su estado original de pureza y rectitud. El pecado dejó sus te-rribles marcas sobre la raza a través de los siglos, e la degeneración física, mental y moral, prevaleció en medio de la familia humana. Cuando Adán fue asaltado por el tentador en el Edén, era sin mancha de pecado. Se mantuvo en la fuerza de su perfección ante Dios. Todos los órganos y facultades de su ser estaban igualmente desarrollados, y armoniosamente equilibrados.
Cristo, en el desierto de la tentación, se colocó en el lugar de Adán, para soportar la prueba que aquel fracasara en vencer. Aquí Cristo venció en el lugar del pecador, cuatro mil años después que Adán abandonase la luz de su hogar. Separada de la presencia de Dios, la familia humana, al sucederse las generaciones, se separó cada vez más de la pureza, sabiduría y conocimiento originales que Adán poseía en el Edén. Cristo llevó los pecados y enfermedades de la raza tal como eran cuando vino a la Tierra para ayudar al hombre. A favor de la raza humana, con la debilidad del hombre sobre Sí, debería permanecer firme ante la tentación de Satanás, en todos los puntos en los cuales el hombre sería asalta-do. RH, 28-08-1874”. 1MS:268.

135.- “Como representante de la raza caída, Cristo atraviesa el mismo terreno en el cual Adán tropezó y cayó. Mediante una vida de perfecta obediencia a la ley de Dios, Cristo redimió al hombre del castigo de la desafortunada caída de Adán. Llevando la penalidad de la ley, Él le concede al pecador otra opor-tunidad, una segunda prueba. Al comunicarle (impartirle) al hombre Su justicia (Cristo) le hace posible observar la santa ley de Dios. Ms 126, 1901”. 6CBA:1092.

136.- “En lo que se relaciona con el primer Adán, los hombres no recibieron de él nada más que la culpa y la sentencia de muerte. Pero Cristo interviene, atraviesa el terreno en el cual Adán cayó, soportando cada prueba, a favor del hombre. Redimió el infortunado fracaso y caída, pasando por la prueba, sin mancha. Esto coloca al hombre en una posición ventajosa delante de Dios. Lo coloca donde, mediante la aceptación de Cristo como Su Salvador, él se convierte en participante de la naturaleza divina. Carta 68, 1899”. 6CBA:1074.

137.- “El hombre precisa atravesar el mismo terreno que Cristo atravesó. Como Él venció todas las ten-taciones que Satanás le presentó, así el hombre debe vencer. Aquellos que sinceramente luchan por vencer, son traídos a una unidad con Cristo, que los ángeles del cielo nunca podrán comprender. Carta 5, 1900”. 7CBA:926.

138.- “Cristo tomó sobre Sí las debilidades de la humanidad degenerada. Únicamente así podía salvar al hombre de las profundidades de la degradación.
... Si tuviésemos, en cierto sentido, un conflicto más probante que el que tuvo Cristo, entonces Él no estaría habilitado para socorrernos. Pero nuestro Salvador se revistió de la humanidad con todas las contingencias de la misma. Tomó la naturaleza del hombre con la posibilidad de ceder a la tentación. No tenemos que soportar ninguna cosa que Él no haya sufrido”. DTG:82.

139.- “Él no podría haber venido en la forma de un ángel; porque a menos que Él encontrase al hombre como hombre, y testificase por Su ligación con Dios que el divino poder no le era concedido de una manera diferente de la cual nos es dado, Él no podría ser un ejemplo perfecto para nosotros. Vino en humildad, para que el ser más humilde sobre la faz de la Tierra, no tuviese excusa por su nobleza o ig-norancia, y dijese: “A causa de estas cosas no puedo obedecer la ley de Jehová”. Ms 21, 1895”. 7CBA:925.

140.- “Como uno de nosotros, le cumplía dar ejemplo de obediencia. Para eso tomó sobre Sí nuestra naturaleza, y pasó por nuestras pruebas. “Convenía que en todo fuese semejante a los hermanos”. Si tu-viésemos que sufrir cualquier cosa que Cristo no hubiese soportado, Satanás había de presentar el poder de Dios como siéndonos insuficiente.
Por lo tanto, Jesús fue "tentado en todo punto, así como nosotros". Soportó toda prueba a la cual estemos sujetos. Y no ejerció en favor suyo poder alguno que no nos sea ofrecido generosamente. Como hombre, hizo frente a la tentación, y venció en la fuerza que Dios le daba. El dice: "Me complazco en hacer tu voluntad, oh Dios mío, y tu ley está en medio de mi corazón". Mientras andaba haciendo bien y sanando a todos los afligidos de Satanás, demostró claramente a los hombres el carácter de la ley de Dios y la naturaleza de su servicio. Su vida testifica que para nosotros también es posible obedecer la ley de Dios”. DTG:15-16.

141.- “El Salvador del mundo, el Unigénito de Dios, por Su perfecta obediencia a la ley, por Su vida y carácter, redimió lo que estaba perdido y caído, e hizo posible que el hombre obedeciese la santa ley de justicia que Adán transgrediera”. FE:429.

142.- “Cristo vino a esta tierra y vivió una vida de perfecta obediencia, para que hombres y mujeres, por Su gracia, pudiesen también vivir una vida de perfecta obediencia”. RH, 15-03-1906.

143.- “La vida de obediencia del Salvador... probó que la ley puede ser observada por la humanidad, y mostró la excelencia de carácter que la obediencia había de desarrollar”. DTG:226.

144.- “¡Pensemos en lo que la obediencia de Cristo significa para nosotros! Significa que en Su fuerza, podemos obedecer también. Ms 76, 1903”. 6CBA:1074.

145.- “Somos llamados a vencer en esta vida, como Cristo venció. Los cielos nos proporcionan abun-dantes oportunidades y privilegios para que podamos ser vencedores como Cristo venció, y sentarnos con Él en Su trono. Carta 156, 1900”. 6CBA:1112.

146.- “La salvación del alma requiere la unión de la fuerza divina y humana... Cristo vistió Su divinidad con humanidad, y vino a esta tierras para cooperar con el hombre. Para aquellos que Lo recibirán y confiarán en Su poder para salvar, concederá la virtud de Su justicia. Les concede poder para que se transformen en hijos de Dios”. ST, 25-09-1901.

147.- “Solamente haciéndonos participantes de Su naturaleza, recibimos poder para obedecer Sus man-damientos”. 7T:194.

148.- “Cristo vino a la Tierra, tomó sobre Sí la naturaleza humana, y permaneció como representante del hombre, para mostrar, en la controversia con Satanás que el hombre, como Dios lo creó, en comunión con el Padre y el Hijo, podría obedecer cada principio divino. ST, 09-06-1898”. 7CBA:926.

149.- “Aquel que era honrado por todo el Cielo, vino a este mundo para permanecer en la naturaleza humana y como representante de la humanidad, testificando ante los ángeles caídos, que a través de la ayuda divina que fuera proporcionada, cada ser humano podrá andar en el camino de la obediencia a los mandamientos de Dios”. ST, 30-09-1903”. 1MS:309.

150.- “Es privilegio del hombre unirse con Cristo, y entonces lo divino se combina con lo humano; y solamente en esta unión, debe descansar la esperanza del hombre”. RH, 22-11-1892.

151.- “El Redentor del mundo revistió Su divinidad con humanidad, para que Él pudiese alcanzar la humanidad, porque fue necesario lo divino y humano para traer al mundo la salvación que el hombre caído necesitaba. La Divinidad necesitaba humanidad para que esta pudiese obtener un canal de comu-nicación entre Dios y el hombre. El hombre precisa de un poder superior al suyo, para restaurarlo a la semejanza de Dios”. 1MS:375.

152.- “En Su vida (Cristo) y carácter, Él no solamente revela el carácter de Dios, sino la posibilidad del hombre. Era el representante de Dios y el ejemplo de la humanidad. Presentó ante el mundo lo que la humanidad podría llegar a ser cuando se uniera por fe con la divinidad”. 1MS:409.

153.- “La humanidad de Cristo estaba unida a la divinidad; estaba habilitado para el conflicto, mediante la presencia interior del Espíritu Santo. Y vino para hacernos participantes de la naturaleza divina. Mientras estemos ligados a Él por la fe, el pecado no tendrá más dominio sobre nosotros. Dios nos toma la mano de la fe, y la lleva a apoderarse firmemente de la divinidad de Cristo, a fin de que alcancemos la perfección de carácter”. DTG:87.

154.- “La fe obra por amor y purifica el alma. A través de la fe, el Espíritu Santo obra en el corazón para santificarlo, pero esto no puede ser hecho sin que el agente humano colabore con Cristo. Estaremos preparados para el cielo, solamente a través del trabajo del Espíritu Santo en nuestro corazón, porque precisamos poseer la justicia de Cristo como nuestra credencial, para tener acceso al Padre. Para poseer la justicia de Cristo, precisamos ser diariamente transformados por la justicia de Cristo, precisamos ser diariamente transformados por la influencia del Espíritu, para ser participantes de la naturaleza divina. RH, 01-11-1892”. 1MS:374.

155.- “Cristo es la escala que Jacob vio, teniendo la base en la tierra, y el tope llegando a la puerta del cielo, al propio límite de la gloria. Si aquella escala hubiese dejado de llegar a la tierra, por un único peldaño que fuese, habríamos quedado perdidos. Pero Cristo viene a tener con nosotros donde nos hallamos. Tomó nuestra naturaleza y venció, para que, revistiéndonos de Su naturaleza, nosotros pudié-semos vencer. Hecho “en semejanza de carne de pecado”, vivió una vida exenta de pecado. Ahora, por Su divinidad, se afirma en el trono del cielo, al paso que, por Su humanidad, se liga a nosotros. Nos manda que, por la fe en Él, alcancemos la gloria del carácter de Dios. Por lo tanto, debemos ser perfec-tos así como es perfecto “vuestro Padre que está en los cielos””. DTG:228-229.

_________________
Visita un sitio con un gran contenido solo haz click en la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
LAURACAROLINA
Webmaster

Cantidad de envíos : 789
Gracias : 4959
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.