Foro Adventista - abc Mujer Adventista
Saludos queridos visitantes, te damos la bienvenida a este foro,abordamos temas que no estan disponibles en otros sitios adventistas pero que consideramos de interes,por ahora tenemos nuestros foros y subforos visibles solo para usuarios registrados, sugerimos registrarte para poder acceder a la informacion y recursos,Dios les guarde

Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:22 am

Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

“El último engaño de Satanás será el de dejar sin efecto el testimonio del Espíritu de Dios”.
Desde el comienzo del gran conflicto entre el bien y el mal, Satanás nunca ha sido tan desenmascarado y nunca sus planes han sido tan expuestos como lo han hecho los Testimonios que Dios nos ha dado a través de Su mensajera escogida, Ellen White. Nosotros, por lo tanto, no tenemos dificultad en entender por qué él quiere destruir la influencia de estos Testimonios. Como no le es posible removerlos de la tierra, como a él le gustaría, lo mejor que él puede hacer es trabajar para dejarlos sin ningún efecto. Esta táctica es lo que nosotros esperamos que él haga.
Pero, ¿por qué el pueblo Adventista, que le debe virtualmente cada cosa buena que existe entre ellos a la influencia del Espíritu de Profecía, querría deshacerse de los Testimonios?
Hay ciertas razones generales para la oposición al Espíritu de Profecía que siempre han estado presente, pero con el actual intento de cambiar algunas de nuestras doctrinas del Adventismo al Calvinismo, ha llegado a existir una mucho más urgente y específica razón.
Las razones generales para oponerse al Espíritu de Profecía que siempre han estado presente incluyen estas:
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:23 am

Amor al Pecado.-

“Disfrazada como pueda estar, la real causa para la duda y el escepticismo, en la mayoría de los casos, es el amor al pecado”.
Esta declaración es tan clara que no necesita comentario, pero no deberíamos pasarla muy rápido. Ella merece varias cuidadosas y pensativas lecturas, en un espíritu de humilde oración.




avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:23 am

El no querer ser corregido o reprendido.-

Ya sea la corrección de una opinión errada o la reprensión de un pecado abierto o secreto, este tipo de testimonio es difícil de ser aceptado por algunos. Al parecer no son capaces de reconocerlo como un ministerio del amor, intentado para que sea una influencia salvadora sobre ellos y para prepararlos mejor para la venida del Señor. En vez de eso, ellos miran la reprensión o la corrección como si fuese el ataque de un enemigo que llama para una actitud de defensa.
“Los testimonios de Su Espíritu llaman su atención hacia las Escrituras, apuntan a vuestros defectos de carácter, y reprenden vuestros pecados; por eso no los escucháis. Y para justificar vuestro curso fácil y carnal comenzáis a dudar si los testimonios son de Dios”.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:24 am

Orgullo Intelectual.-

Al parecer la educación superior puede contribuir a la tendencia a negligenciar los Testimonios. Apa-rentemente, la confianza en uno mismo se inclina a crecer con el proceso educacional. Mientras más al-tos sean los grados académicos, más difícil parece ser para cualquiera aceptar consejo o corrección de la humilde mensajera del Señor.
Yo fui profundamente confundido cuando respeté a un teólogo ASD, que una vez había sido fuerte en su apoyo hacia el Espíritu de Profecía, sorpresivamente comenzó a hacer la declaración pública de que “no podemos permitir que Ellen White vete las Escrituras”. Eventualmente, aprendí que él había acep-tado como verdad la falsa doctrina calvinista de que es imposible que los cristianos vivan sin pecar. Él primero trató de mantener el hecho de que Ellen White concordaba con esta doctrina calvinista, pero cuando fue confrontado con una inmensa evidencia que le mostraba que ella la rechazaba, él tuvo que tomar una decisión. O tuvo que admitir de que él estaba errado o tomar la posición de que Ellen White estaba errada. Fue en este punto que él comenzó a predicar y a enseñar que no podemos permitir que Ellen White vete las Escrituras. Ellen White no estaba, desde luego, vetando las Escrituras. Ella estaba vetando una errónea interpretación calvinista de las Escrituras.
¡Cuánto mejor habría sido para su propia alma y para otras almas, si este teólogo hubiese estado dis-puesto a aceptar el consejo inspirado y corregir su propio pensamiento, en vez de salir a minar la con-fianza en el Espíritu de Profecía!
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:25 am

Orgullo de la Posición.-

Hay un antiguo proverbio a este efecto que “el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolu-tamente”. Aquellos que están en elevadas posiciones de poder y de autoridad están en constante peligro en este punto. Satanás está siempre listo para sugerirles la substitución de la autoridad por la posición de la autoridad de la Palabra de Dios, y para halagarlos de que sus sabias opiniones relacionadas con cuál política en la obra de Dios no necesitan ser comparadas con los consejos inspirados. Sin embargo, hemos sido advertidos:
“Los hombres no pueden apartarse del consejo de Dios y aun así retener aquella calma y sabiduría que los capacitará a actuar con justicia y discreción. No hay insanidad tan terrible, tan sin esperanza, como aquella de seguir la sabiduría humana, sin ser guiados por la sabiduría de Dios”.




avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:25 am

La Atracción de la Ventaja Mundanal.-

Este problema puede ser tal vez el más sutil a ser considerado, porque puede venir disfrazado como siendo ventajoso para la iglesia. Por ejemplo, hemos sido aconsejados a mantener nuestras instituciones médicas de tamaño pequeño y a colocar un fuerte énfasis en la educación de la salud como también so-bre las influencias espirituales para con los pacientes. Pero cuando fueron cambiadas las clínicas hacia instituciones de cuidados críticos mayores, trajo un repentino aumento en el patrocinio y en el apoyo financiero, nosotros nos halagamos diciendo que habíamos sido más sabios que los consejos inspirados y que habíamos tomado la mejor decisión. Pero creo que debemos reflexionar sobre el significado de esta advertencia:
“Si hacemos planes de acuerdo con nuestras propias ideas, el Señor nos dejará sufrir nuestros propios errores”.
Lo anterior es una muestra, pero no una lista completa, del tipo de razones que siempre han estado con nosotros por rechazar los Testimonios o dejarlos sin ningún efecto. Ellos han producido una oposición esporádica e intermitente hacia el Espíritu de Profecía. Pero eso no es nada comparado a la intensa y organizada oposición que se está viendo ahora, para cambiar nuestra teología.
Este intento de cambiar nuestra teología del Adventismo al Calvinismo ha producido una oposición a los Testimonios que sobrepasa de lejos cualquier cosa que hayamos experimentado anteriormente, y puede muy bien ser una evidencia de que estamos muy cerca del fin del tiempo. Existe una urgencia re-lacionada con esto que puede nacer del entendimiento de que las doctrinas del Calvinismo y del Espíri-tu de Profecía son tan incompatibles que no pueden coexistir en la misma iglesia. Una de las dos tiene que irse.
El problema con el Espíritu de Profecía, tal como es visto por aquellos que están promoviendo el Cal-vinismo entre nosotros, es que apoya firmemente como verdad todas las doctrinas que ellos quieren destituir como si fuesen errores. Los Testimonios afirman la integridad de cada tablón de nuestra plata-forma de la verdad que ha sido marcado para ser destruido.
No sólo es esta declaración verdadera, sino que desde que las verdades teológicas están todas relacio-nadas unas con las otras, hay otros asuntos en los cuales el conflicto entre las doctrinas Calvinistas y los Testimonios están quedando cada vez más al descubierto. Cuando comparamos la doctrina Calvinista de la injustificación a través de la presunción con el Espíritu de Profecía, encontramos un gran desacuerdo en cada detalle.
Los Calvinistas dicen que la naturaleza humana está tan corrompida, que nunca podrá ser recuperada o ser restaurada mientras dure esta vida. La mensajera de Dios, Ellen White, testifica que aun cuando la naturaleza humana haya realmente caído, sin embargo, por la gracia y el poder de Dios, puede ser cam-biada en esta vida, subyugada, transformada, dignificada, suavizada, elevada, consagrada, restaurada a su pureza original, re-embellecida, ennoblecida, reconstruida de sus ruinas, traída bajo el control de Cristo, asemejada con el carácter de Cristo, unida con la naturaleza divina, y traída a la perfección del carácter de Cristo.
Los Calvinistas dicen que ya que los cristianos no pueden parar de pecar, nosotros somos salvos sólo por la justificación (perdón), y que la santificación es bonita, pero que no es necesaria para la salvación. Ellen White declara que la justificación que no produce santificación, prueba ser una falsa justificación, que no puede salvar a nadie.
Los calvinistas dicen que el perdón de Dios es un hecho objetivo (forénsico) que hace algo por nosotros, pero que no hace nada en nosotros. Ellen White insiste que el perdón de Dios incluye una impartición de poder que nos capacita a sobrepasar la tentación y a vivir victoriosamente.
Los calvinistas enseñan “una vez salvo, siempre salvo” (algunas veces aun negando que enseñan eso); Ellen White advierte que esta falsa suposición provee un igualmente falso sentido de seguridad.
Los Calvinistas argumentan que Cristo cambiará nuestros caracteres en Su venida. Ellen White niega esto con gran énfasis. Conocemos actualmente 48 advertencias separadas que ella nos dejó contra este error. He aquí una muestra:
“Cuando Cristo venga, nuestros cuerpos viles serán cambiados, y hechos como Su cuerpo glorioso; pero el carácter vil no será hecho santo entonces. La transformación de carácter tiene que ocurrir antes de Su venida”.
Podríamos continuar, pero tal vez esta única cita sea suficiente como para demostrar el por qué algunos están intentando llevarnos a aceptar los errores teológicos del Calvinismo en relación a los testimonios de Ellen White, como siendo su mayor obstáculo. Por esta razón ellos están cooperando, ya sea volun-taria o involuntariamente, con los intentos de Satanás de hacer que los Testimonios sean de ningún efecto. Es claro que aquellos que creen y valoran los consejos que Dios le ha dado a Su pueblo a través de Su mensajera escogida, nunca abrazarán las falsas doctrinas del Calvinismo.
“Satanás trabajará ingeniosamente, de diferentes maneras y a través de diferentes agencias, para deses-tabilizar la confianza del pueblo remanente de Dios en el verdadero testimonio”.
Las razones para esta desestabilización de la confianza en los Testimonios son claras. Consideremos ahora los métodos que están siendo usados.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:26 am

El dicho de que tenemos que escoger entre Ellen White y la Biblia.-

Ningún escritor entre nosotros ha demostrado nunca tener una familiaridad con las Escrituras, tal como lo vemos en los escritos de Ellen White. Ningún otro escritor la ha usado tan copiosamente. En una prueba aleatoria encontramos en la página central de sus cinco volúmenes del Conflicto de los Siglos. Contamos 50 páginas hacia adelante y 50 páginas hacia atrás a partir de esta página central. De las 100 páginas así seleccionadas para examinarlas, encontramos 220 citas de las Escrituras, y otras citas no re-ferenciadas. Ella literalmente vivió con la Biblia. No se nos está pidiendo realmente que escojamos entre Ellen White y la Biblia. Se nos está pidiendo escoger entre Ellen White y una falsa interpretación Calvinista de la Biblia.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:27 am

El dicho de que Ellen White no era una teóloga.-

¿A través de qué tipo de medición se llega a esta conclusión? Ciertamente no debido a su producción. Ella escribió 25.000.000 de palabras, sobrepasando aun al famoso Karl Barth. Y ciertamente no debido a su asunto principal. Virtualmente todo lo que ella escribió o era una declaración de un principio te-ológico o una aplicación ética de un principio teológico, siendo que ambos asuntos son apropiados para los teólogos.
De cualquier manera, ¿es necesario que los profetas sean teólogos? No de acuerdo con las Escrituras. Allí encontramos que Dios escogió hombres y mujeres de diferentes tipos de vida y en diferentes esta-dos de vida para que sean Sus mensajeros. Es la elección de Dios lo que coloca a un profeta en esa clase por sí mismo.
Tenemos que recordar que un teólogo es un producto humano desde el comienzo hasta el fin. Los hom-bres le dan al teólogo su educación. Los hombres le dan su grado teológico. Y los hombres le dan la posición en las universidades donde ellos enseñan y donde ellos escriben. Pero no es así con los profe-tas. Dios escoge a cada uno de ellos personal e individualmente. Sus elegidos han incluido a un joven como Samuel y a una dama de edad como Ana, un campesino como Amós y a un pescador como Pe-dro; a un poeta como Isaías y a un soldado como Moisés, y así a muchos otros. Los hombres no son llamados para elegir, apuntar, aprobar o desaprobar. Ellos simplemente son advertidos a escuchar o su-frir las consecuencias. Nosotros no hemos escuchado como deberíamos haberlo hecho, y estamos co-menzando a sentir las consecuencias.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:28 am

El dicho de que Ellen White no habla con autoridad sobre __________ (usted mismo llene el es-pacio en blanco).-

Cuando yo era un estudiante en el Colegio Walla Walla, habían algunos teólogos en el departamento de religión que estaban enseñando que un profeta sólo tiene autoridad en “su propia línea”. Se decía que lo que Ellen White había escrito acerca de teología era inspirado y autoritario, pero lo que ella había escrito sobre vida saludable no lo era. Eventualmente se descubrió que uno de estos teólogos tenía un rancho donde criaba cerdos en el Medio Oeste.
Años más tarde, como estudiante del seminario, escuché a un profesor de teología explicar que Ellen White no tenía ninguna autoridad en teología, sino que en ética. Sin embargo, los profesores de ética eventualmente le explicaban a sus alumnos que sus escritos no debían ser usados en aplicaciones éticas, sino que sólo en devociones personales. Otro profesor argumentó que su inspiración no se aplicaba a la historia de la iglesia.
Y así continua la evasión, y dónde va a parar, nadie lo sabe. Nosotros no encontramos en las Escrituras ninguna sugerencia de que ninguno de estos dichos sean verdaderos. El Creador del universo envía consejos donde los consejos son necesarios, y Sus mensajeros tienen que informar fielmente lo que se les ha mostrado. No está dentro de la providencia del hombre el colocar límites o prescribir fronteras. El hombre no le dice a su Creador sobre qué asuntos se le permitirá enviar mensajes a través de Sus profetas, y sobre qué asuntos Él no debiera hacerlo.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:28 am

El dicho de que Ellen White no puede interpretar las Escrituras para nosotros (Pero, sin embargo, es correcto permitir que Calvino y Lutero interpreten las Escrituras para nosotros).-

Hay una diferencia entre una interpretación de las Escrituras (diciéndonos lo que una escritura significa pero no lo que dice), y señalándonos lo que las Escrituras realmente dicen, lo que nosotros debiéramos haber reconocido, pero que no lo hicimos. Así como el señalar una constelación en los cielos no coloca a las estrellas en sus lugares, así el señalar una verdad no coloca una interpretación sobre las Escrituras. Simplemente nos ayuda a ver lo que ha estado ahí durante todo el tiempo.
Tenemos que estar dispuestos a admitir que en nuestro tiempo este tipo de ayuda para entender las Es-crituras es altamente necesaria. Hubo un tiempo, en la Edad Media, donde la iglesia se puso entre la Biblia y las personas, interpretándoles las Escrituras. Los Reformadores removieron a la iglesia de su posición entre la Biblia y el pueblo y colocaron al Espíritu Santo en su lugar. Ellos estaban optimísti-camente confiados que la guía del Espíritu traería eventualmente a todos los cristianos a un adecuado y unido entendimiento de la Palabra de Dios.
Pero obviamente este resultado deseado no sucedió. Hay más interpretaciones diferentes de las Escritu-ras hoy, que las que había en el tiempo de los Reformadores. ¿Dónde está el problema? ¿Con las Escri-turas? No. ¿Con el Espíritu Santo? No. ¿Con el pueblo? Si. No se puede llegar a ninguna otra conclu-sión posible. El problema lo constituimos nosotros.
Así que Dios en Su infinito amor y misericordia envió a un mensajero especial para ayudarnos. ¿Para trabajar en las Escrituras? No. Las Escrituras no necesitan ningún mejoramiento. ¿Para trabajar en el Espíritu Santo? No. El Espíritu Santo no necesita ningún mejoramiento. ¿Para trabajar con nosotros? Si. Con nosotros hay un amplio campo que mejorar, mucho campo. Somos tristemente lentos en com-prender lo que las Escrituras dicen, y somos inclinados a colocar interpretaciones erradas en lo que leemos. Todos nosotros, los educados y los no educados, laicos y teólogos, estamos necesitando ayuda, debido a nuestras debilitadas facultades de percepción.
Dios nos amó lo suficiente como para enviarnos esta ayuda. ¿Hacemos bien en despreciarla? ¿Hacemos bien en colocarnos sobre nuestra dignidad y asumir la arrogante actitud de que si Dios quiere comuni-carse con nosotros, Él debiera hacerlo personalmente y no a través de un mensajero escogido? Dios tie-ne sus razones para no enviarnos mensajes personalmente. No muchos de nosotros puede recibir una bendición de ese tipo, sin exaltarse peligrosamente, volverse confiante en sí mismo, o aun espiritual-mente orgulloso. Es por amor y misericordia hacia nosotros que Dios usa profetas.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:29 am

El dicho de que somos nosotros los que tenemos que determinar cuáles porciones de los escritos de Ellen White son inspirados y cuáles no lo son.-

Este juicio no sólo es prohibido por el Señor, es un enorme desperdicio de tiempo y de energía. Habiendo efectuado una gran investigación en los escritos de Ellen White, hemos llegado a la madura y considerada conclusión de que ningún daño le podrá ocurrir a nadie que tome sus palabras o sus escritos como inspirados. (Ella, desde luego, no hizo esa afirmación). Pero Ellen White no fue una persona dañina, y nada de lo que ella escribió o dijo puede ser un peligro para la salvación de cualquier persona.
Pero haríamos bien en considerar las advertencias que nos han sido enviadas sobre este asunto. Está claro que cuando Dios le envía mensajes a Su pueblo a través de su mensajera escogida, Él no quiere la interferencia de ninguna persona, y ningún intento de controlar o manipular esos mensajes.
“Mi instructor me dijo, diles a estos hombres que Dios no los ha comisionado para la obra de medir, clasificar, y definir el carácter de los testimonios. Aquellos que tratan de hacer esto ciertamente errarán en sus conclusiones”.
“Y ahora, hermanos, les suplico a que no se interpongan entre yo y el pueblo, y que hagan a un lado la luz que Dios quiere enviarles. No saquemos, con nuestro criticismo, toda la fuerza, todo el poder, de los Testimonios. No sintáis que podéis disecarla para que se acomode a vuestras ideas, diciendo que Dios os ha dado la habilidad de discernir cuál es la luz del cielo y cuál es la expresión de la mera sabiduría humana. Si los Testimonios no hablan de acuerdo con la Palabra de Dios, rechácenlos. Cristo y Belial no pueden estar unidos. Por amor a Cristo no confundan las mentes de las personas con la sofistería y el escepticismo humano, y dejar sin ningún efecto la obra que el Señor querría hacer. No hagáis, por vues-tra falta de discernimiento espiritual, de esta agencia de Dios, una roca de ofensa a través de la cual muchos pueden tropezar y caer, ‘y sean entrampados y tomados’”.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:29 am

El dicho de que los escritos de Ellen White deben ser usados solamente con propósitos devociona-les.-

En vista de las advertencias que acabamos de leer, debiéramos retroceder inmediatamente de cualquier intento de cualquier ser humano de asumir el control del Espíritu de Profecía, para que nos diga cómo usarlo, o para ponernos entre el profeta y el pueblo. Si sus escritos fuesen sólo para ser usados con propósitos devocionales, ¿cómo es que ella no nos lo dijo? ¿Por qué publicó ella millones de palabras que lidian con las verdades de la Biblia? Y si sus declaraciones acerca de las verdades de la Biblia no son confiables, ¿por qué deberían ser usadas en devocionales?
Este argumento es muy parecido a la posición que toman aquellos que dicen que Cristo no era el Hijo de Dios, sino que era un gran y buen hombre. Cristo afirmó firmemente que Él era el Hijo de Dios en la tierra. ¿Sufren los grandes y buenos hombres tales engaños y tratan de engañarnos a nosotros?

avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:30 am

El dicho de que Ellen White se contradice a sí misma.-

Este dicho es un resultado directo del tipo de trabajo hecho en el libro QOD. Los hombres colocan una interpretación sobre los escritos de Ellen White, diciéndonos lo que significan los escritos, pero que no lo dicen. Entonces cuando es encontrado que su interpretación está en contradicción con otras declara-ciones de Ellen White, en vez de admitir que sus interpretaciones están erradas, ellos proponen que ella se está contradiciendo a sí misma. El Dios de la verdad y de la justicia no es engañado a través de este subterfugio, y tampoco tenemos que serlo nosotros. Las contradicciones son la obra de sus interpretes, no la obra de Ellen White. Que cualquier ser humano pueda escribir continuamente por más de 60 años, alcanzando a más de 25.000.000 de palabras, sin opiniones encontradas o entrando en auto-contradicciones, es en sí mismo un milagro.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:31 am

El dicho de que hemos crecido más que el Espíritu de Profecía y que no lo necesitamos más.-

Extraño como pueda parecer, este argumento es muy antiguo. Realmente fue usado cuando Ellen White aun estaba viva. En una oportunidad ella informó que diversos miembros de iglesia estaban diciendo, “el hermano Smith, el hermano Butler, el hermano Canright, … ya no miran los Testimonios como lo hicieron una vez, sino que consideran la obra de la hermana White y su influencia como cosa del pasa-do. Hemos ido más allá de la necesidad de los Testimonios”. En relación a esta situación Ellen White dijo: “Esta declaración es lo que encuentro en todas partes”.
Al contrario, el testimonio del Señor hacia nosotros dice así:
“El tiempo y las pruebas no han anulado la instrucción dada, sino que a través de años de sufrimiento y de auto-sacrificio se ha establecido la verdad del testimonio dado. La instrucción que fue dada en los primeros días del mensaje debe ser mantenida como una instrucción segura como para ser seguida en estos sus últimos días”.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:31 am

El dicho de que el Espíritu de Profecía fue escrito para un tiempo diferente.-

Los consejos de Dios, ya sea que estén escritos en la Biblia o en el Espíritu de Profecía, no están escritos para algún tiempo. Ellos están escritos para ciertas condiciones. Cuando las condiciones existen, el consejo se aplica. No hace ninguna diferencia el tiempo que sea, ya sea en el reloj o en el calendario. A veces sucede que en conversaciones comunes la palabra “tiempo” es usada como sinónimo de condi-ciones. Ellen White ocasionalmente así lo hizo. Pero si este argumento va a ser usado como un disposi-tivo para justificar el rechazo de sus consejos, vamos a tener que ser más precisos en nuestro uso de las palabras y para determinar la naturaleza de sus consejos. Descubriremos rápidamente que la mayor parte de sus consejos tienen que ver con asuntos que no dependen de tiempo, principios eternos de verdad y de justicia que nunca cambiarán.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:32 am

El dicho de que esos Testimonios, tales como los que hablan contra el hecho de tener bicicletas en la década de 1890 comprueban que sus escritos están fuera de época.-

Este dicho ciertamente corresponde a un pensamiento poco profundo y empobrecido. Si Ellen White estuviese viva hoy, y si el comprar y mantener una bicicleta requiriese la misma porción de tiempo que se requería en la década de 1890, podemos estar seguros que ella nos daría el mismo tipo de consejo que le dio a su generación. La disparidad entre los beneficios prácticos y el gasto sería su raciocinio, y aun sería válido.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:33 am

El dicho de que Ellen White era una plagiaria.-

Comencemos observando que la persona que lanzó esta acusación contra Ellen White, gastó una hora en la oficina del presidente de la Unión, juntando cuidadosamente todas las razones por las cuales él debía ser el presidente de la Asociación de esa Unión. (El Presidente de la Unión me lo contó personalmente). Somos recordados de que hubo otro oficial decepcionado el cual tomó revancha atacando a Ellen White, el hermano D. M. Canright.
Esta acusación tiene tanto una dimensión ética o moral como una dimensión legal. En relación con la ética y la moralidad preguntamos, ¿cómo se siente Dios cuando la verdad es copiada?
Podemos encontrar la respuesta escuchando la opinión de los especialistas del Nuevo Testamento, de que 95% del libro de Marcos ha sido copiado por Mateo y Lucas; comparando el libro de Judas con 2 Pedro en el capítulo 2; y comparando Reyes con Crónicas. También podemos observar que el uso de la palabra hebrea “toledoth” en el libro de Génesis, donde es traducida por “generaciones”, indica que Moisés tenía algún material escrito delante de él, mientras escribía.
Aparentemente Dios, quien es el autor y dueño de toda la verdad, no acata la idea de que cuando un ser humano ha declarado una verdad, tenga que, a partir de ahí, ser el dueño de esa verdad, y que ningún otro ser humano puede declarar la misma verdad, a menos que se le de un genuino crédito al primero, o que entonces encuentre otro medio para decirla.
Según las leyes del hombre, como todas las leyes hechas por seres humanos, ellas son mutables. Se ha probado que Ellen White escribió en armonía con las leyes y las costumbres literarias de su tiempo. Necesitamos recordar que las leyes de los hombres no están hechas para proteger las ideas de un escri-tor, sino que más bien su bolsillo. El asunto no se refiere a otorgarle el crédito. Si usted escribe un libro en el cual usted cita a otro escritor tan libremente, que las personas comienzan a comprar este libro en vez del otro, usted puede ser demandado, aun cuando usted le de todo el crédito a cada cita. Ya que la hermana Ellen White publicó recomendaciones para que el pueblo Adventista comprase ciertos libros de los cuales ella hacía citas, ello no implica que ella estuviese dañando los bolsillos de alguien.
Finalmente, la inspiración que Dios le da a Sus profetas envuelve tanto la supervisión como la revela-ción. Las cosas omitidas de sus escritos proveen tanto la evidencia del Espíritu que guía, como de lo que colocan ahí. ¿Cómo supo Moisés, el cual fue entrenado en el conocimiento de los Egipcios, dejar fuera de sus leyes de salud todas las supersticiones absurdas de los Egipcios? ¿Y cómo dejó Ellen White fuera de sus principios de salud toda la tontera y la ignorancia médica de sus tiempos? Esta pregunta es respondida por el Dr. Clive McCay, ex profesor de nutrición de la Universidad de Cornell:
“Sus conceptos básicos acerca de la relación entre dieta y salud han sido verificados en un grado inusual por los avances científicos de las últimas décadas. Alguien puede intentar explicar este hecho ex-traordinario diciendo: ‘La Sra. White simplemente pidió prestadas sus ideas de otros’. ¿Pero cómo sabría ella cuáles ideas tenía que pedir prestadas y cuáles tenía que rechazar en el siglo XIX? ¡Ella tendría que haber sido una persona muy asombrosa, con un conocimiento más allá de su tiempo, para poder hacer esto con éxito!”.
avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:35 am

El dicho de que toda compilación no autorizada de los escritos de Ellen White debieran ser arro-jados al basurero.-

Este dicho nos asombra. ¿Quién provee la autorización? ¿Y por qué son las compilaciones tan amena-zadoras? Aun no hemos escuchado ninguna queja acerca de compilaciones de los escritos de Calvino o Lutero. Las compilaciones de diversas clases hacen parte de nuestra experiencia de la vida y pueden salvarnos una gran cantidad de tiempo y de energía. La declaración acerca de la naturaleza humana de Cristo en QOD es una gran compilación de citas de Ellen White, penosamente mal usadas. Aun no hemos escuchado ninguna queja calvinista acerca de esto, ni de que las hayan arrojado al basurero.
Sugerimos que si una persona posee un conocimiento básico del Espíritu de Profecía, esa persona no tendrá ninguna dificultad con las compilaciones. Algunos minutos gastados para examinarlas, serán su-ficientes como para determinar si el contexto ha sido violado o si las citas han sido usadas impropia-mente. No hay necesidad como para airadamente arrojar al bebé juntamente con el agua del baño, al condenar las compilaciones. Después de todo, un estudio bíblico es una compilación “autorizada”.
“¡Ay de los que a lo malo llaman bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinie-blas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”.
¿Son los testimonios buenos o malos? ¿Cuál ha sido la influencia del Espíritu de Profecía en la iglesia, en sus instituciones, y en sus miembros? Ya sea que miremos al gran cuadro general o ya sea que foca-licemos nuestra atención en los detalles de una vida individual, encontramos la misma respuesta a nues-tra pregunta. Los Testimonios del Espíritu de Dios traen cosas buenas, no malas. Las bendiciones siguen a los que escuchan sus consejos. Las tragedias siguen a los incrédulos.
Hemos visto las tristes experiencias de un Canright, de un Conradi, de un Kellog, y de un Ford. Cerca de una hora en vehículo de Brisbane, Australia, hay un espacioso restaurante con un shop y otras atrac-ciones turísticas en un gran rancho de paltas. La señal en la entrada indica que el restaurante está abierto siete días a la semana. Los menús en el restaurante ofrecen una variedad de alimentos, incluyendo los impuros. Algunos de los camareros y camareras, se nos ha dicho, son parientes próximos del dueño, Robert Brinsmead. Visitar el lugar es irse con una inexpresable tristeza.
Estamos recibiendo señales de que tenemos que preparar nuestras mentes para el inminente colapso de nuestros Sistemas Adventistas de Salud, y que nuestros 12 colegios en Norteamérica tendrán que ser reducidos a la mitad o aun menos. Algunas academias ya casi están cerrando.
“¿No hay bálsamo en Galaad? ¿No hay allí médico? ¿Por qué, pues, no hubo medicina para mi pue-blo?”.
Hay un bálsamo en Galaad, una influencia sanadora, enviada por el Médico divino, los testimonios del Espíritu Santo de Dios a Su pueblo remanente. Algunos los aceptarán y serán sanados; otros no lo serán. ¿Cuál será nuestro fin? Dios nos ha dado todo don posible para que estemos entre aquellos que un día estarán en pie en el mar de vidrio. Decidamos hoy que aceptaremos Sus preciosos dones, dados en amor, incluyendo el Espíritu de Profecía, y compartiendo estos dones con otros.

avatar
LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3516
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dejando a un Lado el Espíritu de Profecía – Las Razones y los Métodos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.