Foro Adventista - abc Mujer Adventista
Saludos queridos visitantes, te damos la bienvenida a este foro,abordamos temas que no estan disponibles en otros sitios adventistas pero que consideramos de interes,por ahora tenemos nuestros foros y subforos visibles solo para usuarios registrados, sugerimos registrarte para poder acceder a la informacion y recursos,Dios les guarde

Surgirán Herejías

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Surgirán Herejías

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:14 am

Surgirán Herejías


“Dios va a levantar a Su pueblo; si otros medios fallan, surgirán herejías en medio de ellos, las cuales los van a colar como por un cedazo, separando así la paja del trigo”.
Las herejías realmente separan. En este aspecto ellas son diferentes de otros problemas de la iglesia. Los miembros de iglesia pueden no concordar en términos de procedimientos, organización, y prácticas sin separarse los unos de los otros. Ellos conducen los asuntos a través de votaciones mayoritarias y continúan adelante. Pero los asuntos de la conciencia no pueden ser conducidos a través de un voto mayoritario, y las herejías envuelven asuntos de conciencia porque son alejamientos de la verdad, y una percepción de la verdad es la base de la convicción de la conciencia.
Comenzando con una convicción de la conciencia de que la Palabra de Dios tiene que ser seguida y obedecida, los pioneros de nuestra iglesia estudiaron y oraron juntos durante un periodo de varios años hasta que llegaron a un entendimiento de las grandes verdades de las Escrituras, lo cual estableció un armonioso sistema de teología, libre de inconsistencias y de auto-contradicciones. Esto no fue algo fácil de conseguir. Nada semejante había sido visto en la historia del cristianismo. Ya sea que miremos todo el camino hacia atrás hasta llegar hasta Agustín, quien insistió en su doctrina sobre la predestinación, que aun cuando la soberana voluntad de Dios es irresistible por la voluntad del hombre, aun así la vo-luntad del hombre es totalmente libre; o ya sea que vayamos a una moderna librería Bautista, tomemos un Manual de una iglesia Bautista, y leamos en él que aun cuando los Diez Mandamientos son eternos y no pueden ser cambiados, aun así el domingo es el Sábado cristiano, estamos mirando el mismo pro-blema, la inconsistencia y la auto-contradicción de un sistema teológico.
Esta confusión no fue verdad en el trabajo de nuestros pioneros. Ellos tuvieron dos grandes ventajas. Ellos no estaban siguiendo el pensamiento de una persona, algún Agustín, algún Calvino, o algún Lute-ro, y por lo tanto ellos evitaron la trampa de errar donde los grandes líderes erraron. Su estudio fue hecho a través de un análisis abierto y de un diálogo, con un saludable intercambio de puntos de vista, desafíos y contra desafíos, y acompañados por mucha oración y estudio personal.
Segundo, tenían entre ellos a una humilde sierva, que Dios había escogido usar como un canal de co-municación con ellos. Cuando ellos trabajaron con diligencia para alcanzar un entendimiento sobre la verdad, y llegaron al lugar en que no podían hacer nada más, el Espíritu de Dios vendría sobre ella, y ella sería capacitada para distinguir claramente la verdad del error. Así el Espíritu guió su estudio, así como a través de ella quedó clara una línea de verdad extendiéndose hasta el fin del tiempo, “fueron colocados fundamentos al comienzo de nuestra obra, a través de un estudio con oración de la Palabra y de la Revelación”.
Así, nuestras doctrinas, fueron cuidadosamente establecidas y concienzudamente estudiadas, confirma-das por el Espíritu Santo, y sólidamente basadas en las Escrituras, y fueron colocadas en lo que nuestros pioneros llamaron una “plataforma de la verdad”, sobre la cual podían pararse con plena confianza y en completa seguridad. En relación a esta plataforma, la mensajera de Dios escribió:
“Dios está guiando a un pueblo para que permanezca en perfecta unión sobre la plataforma de la verdad eterna”.
“Como pueblo, tenemos que permanecer sobre la plataforma de la verdad eterna, la cual ha soportado pruebas y juicios. Tenemos que permanecer en los seguros pilares de nuestra fe. Los principios de la verdad que Dios nos ha revelado, son nuestro único verdadero fundamento. Ellos nos han hecho lo que somos. El paso del tiempo no ha disminuido su valor”.
“Ninguna línea de verdad que han hecho de los ASD lo que son debe ser debilitada. Tenemos los hitos antiguos de la verdad, experiencia, y deber, y tenemos que permanecer firmemente en defensa de nues-tros principios, a la vista de todo el mundo”.
El desarrollo de esta plataforma de verdad no fue, desde luego, placentera para el enemigo de nuestras almas, y él tuvo que tomar contramedidas. Han sido accidentales. Perdimos a Canright, Conradi, Ke-llog, y otros. Perdimos el gran Sanatorio de Battle Creek. Pero la plataforma de la verdad permaneció firme, inamovible, un lugar seguro al cual las personas se volvieron en un número cada vez mayor, a pesar de la ocasional desistencia de algunos individuos o instituciones.
El enemigo de las almas aparentemente aprendió a través de la tentativa y el error, ya que ataques fron-tales sobre la plataforma de la verdad no fueron efectivos. Aproximaciones más sutiles fueron necesa-rias. Si algunos tablones de la plataforma de la verdad eran removidos, tenía que haber sido hecho a través de una aproximación tan cuidadosamente planeada, que no fuese inmediatamente reconocida. Este desafío requería una estrategia de largo alcance, la introducción de un error que tendría, de hecho, un enorme potencial de destrucción de la plataforma de la verdad.
Satanás estaba bien conciente de que el cristianismo comienza y termina en Jesucristo, el Hijo del hombre y el Hijo de Dios. Él había atacado la verdad de que Jesús es el Hijo de Dios con gran éxito en-tre las demás iglesias, pero sin ningún éxito en la IASD. Nuestro pueblo había permanecido inamovible ante el “modernismo” que devastó otras iglesias a su alrededor. Ellos se habían aferrado firmemente en la creencia de que Jesús no era simplemente un hombre ideal o un gran maestro, sino que era verdade-ramente lo que Él decía ser, el Hijo del Dios vivo.
¿Qué más podía hacer el diablo? La doctrina de que Jesús es tan verdaderamente el Hijo del hombre como también es el Hijo de Dios. ¿Qué pasaría si esta confianza en que Jesús es verdaderamente el Hijo del hombre, se perdiera?
Satanás no podía fallar en reconocer el inmenso significado de nuestra doctrina sobre la humanidad de Jesús. Tal como fue mencionado en el capítulo anterior, los líderes de nuestra iglesia colocaron un gran énfasis en sus declaraciones publicadas sobre la necesidad de la venida de nuestro Señor a esta tierra en la naturaleza humana del hombre caído. Sólo así, tal como ellos lo habían visto, podía Él ser verdade-ramente el Hijo del hombre, nuestro Hermano, nuestro Ejemplo, y un compasivo y entendible Sumo Sacerdote el cual fue “tentado en todos los puntos así como lo somos nosotros”. En los cien años trans-curridos entre 1852-1952, más de 1200 declaraciones diciendo que Jesús había venido en la naturaleza humana caída, habían sido publicadas en nuestros libros y revistas y ninguna declaración diciendo lo contrario. Cuatrocientas de ellas son de la pluma inspirada de Ellen White.
Si se perdiera esta confianza, se seguiría inevitablemente una reacción en cadena. Si Jesucristo no vino en la naturaleza humana caída, sería imposible que Él fuese tentado como nosotros lo somos, y sería irrazonable e injusto esperar que vivamos tal como Él vivió. El “dejar a un lado el pecado”, lo cual es el corazón del servicio del santuario, sería imposible, y toda la doctrina del santuario quedaría sin signifi-cado. El Espíritu de Profecía, que había testificado repetidamente que nuestra doctrina del santuario po-see significado y que es verdadera, tendría que ser descartada. Y si es imposible que el hombre guarde la santa ley de Dios, ¿para qué preocuparse con el Sábado?
La lógica de este raciocinio no le pasó desapercibida a Satanás. Él fue creado como el mayor intelecto del universo, segundo sólo después de las mentes de Cristo y de Dios. Si él pudiese destruir nuestra confianza en la verdad básica de que nuestro Señor había venido en la naturaleza caída del hombre, no necesitaba preocuparse acerca de los principios de nuestra plataforma de justificación por la fe, el san-tuario, y el Sábado. Ellos irían, en rápida sucesión, colapsar por sí mismos. Satanás había usado este método con otras iglesias, y él sabía muy bien cuán eficaz podía ser.
Satanás, por lo tanto, hizo su plan y esperó el mejor tiempo para que sutilmente consiguiese minar la doctrina de la humanidad de Jesús. Su oportunidad llegó en la década de 1950, cuando el teólogo calvi-nista Walter Martin tuvo éxito en obtener una concesión de algunos de nuestros líderes, en relación a la humanidad de Jesús. Aparentemente deslumbrado por la atrayente posibilidad de ser aceptados por las iglesias calvinistas, de tal manera que no los llamaran más secta, nuestros hermanos le dieron a Martin la declaración de que siempre habíamos creído como los calvinistas, que nuestro Señor había venido a esta tierra en la naturaleza humana no caída de Adán. Entonces ellos procedieron a publicar esta misma declaración al mundo en el libro QOD. Tal como hemos visto, esta declaración era totalmente incorrec-ta, y no puede ser apoyada a través de ninguna evidencia histórica.

LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3426
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Surgirán Herejías

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:15 am

Pero cuando la verdad se rindió debido al amor a la popularidad, indudablemente que el diablo exultó, y las tablas de nuestra plataforma de la verdad comenzaron a desmoronarse. El efecto de la reacción en cadena no tardó en desarrollarse. Las herejías, tal como fueron predichas, comenzaron su firme marcha dentro de nuestra iglesia.
El primer principio de la plataforma a colapsar, fue una parte de nuestra doctrina del hombre. Los cal-vinistas argumentan que todos los bebés son culpables del pecado de Adán, así que nacen. Esta doctrina es llamada el pecado original, definida como culpa heredada. Era necesario que esta culpa heredada descendiese hasta Jesús, lo cual había hecho surgir la doctrina calvinista de que Jesús vino en la natura-leza no caída de Adán, en vez de hacerlo en la naturaleza de María, Su madre.
Si nuestros hermanos hubiesen adherido a nuestra enseñanza histórica de que los bebés heredan la debi-lidad de Adán, pero no la culpa, no habrían sentido la necesidad de aceptar la doctrina calvinista en re-lación a la humanidad de Jesús. Pero una concesión lleva a la otra, y la reacción en cadena fue colocada en movimiento.
Estas dos primeras herejías fueron abrazadas por los escritores de QOD, tal como queda en evidencia en el propio libro y materiales como este:
“Si Él hubiera nacido con una naturaleza carnal, con todas sus propensiones hacia el mal, como es el caso con cada hijo e hija natural de Adán, entonces Él mismo habría necesitado un Salvador, y bajo ninguna circunstancia podría haber sido nuestro Redentor… En Él no hubo pecado, ya sea heredado o cultivado, tal como es común a todos los descendientes naturales de Adán”.
Observamos que los escritores Adventistas no aplicaron la palabra carnal a Jesús, y el problema de este editor es simplemente que él había aceptado la doctrina calvinista del pecado original, definido como culpa heredada.
Así, dos tablones principales de la plataforma de la verdad, colapsaron. La próxima herejía a ser intro-ducida envolvió la doctrina de la justificación por la fe. Esto no fue hecho por los autores de QOD, y es posible que ellos ni siquiera lo hayan percibido. Ellos realmente publicaron diez declaraciones en el libro que estaban en armonía con nuestra doctrina histórica de la justificación por la fe, que la vida cristiana victoriosa es posible a través del poder de Dios.
Aun cuando ellos pueden no haber sentido la tensión entre esta doctrina y la doctrina de que Cristo vino a la tierra en la naturaleza humana no caída de Adán, los que vinieron después reconocieron la contradicción. Ellos rechazaron la doctrina válida de la victoria para aferrase a la doctrina inválida en relación a Cristo.
Cierta lógica triste es presentada en sus pensamientos. Se ha dicho que decir una inverdad requiere decir otras inverdades. Si Cristo vino a la tierra en la naturaleza humana no caída de Adán, entonces Él estaba exento de las leyes de la herencia, no tenía debilidades heredadas tales como las que tenemos nosotros, y posiblemente no pudo ser tentado tal como lo somos nosotros. Si Él no fue tentado tal como nosotros lo somos, Su vida de victoria no tendría significado para nosotros. No sería un ejemplo que podríamos seguir, y nunca podríamos esperar vivir como Él vivió, o de vencer como Él venció.
La tercera herejía que siguió a las dos primeras en nuestra iglesia, fue la perversión de nuestra doctrina histórica de la justificación por la fe (hacer lo correcto a través del poder recibido de Dios) en la satánica doctrina de la no justificación a través de la presunción (hacer lo incorrecto esperando ser aprobado y así seguir adelante). Tres tablones de nuestra plataforma de la verdad fueron así destruidos.
La cuarta herejía que ha seguido a las otras tres en nuestra iglesia fue una negación de la doctrina del santuario. Todo el concepto de la verdad del santuario se mueve alrededor del principio de “dejar el pe-cado”, tanto en los registros del santuario celestial como en las vidas del pueblo de Dios aquí en la tie-rra. Si es imposible que los cristianos vivan sin pecar, tal como lo enseñan los calvinistas, y si Dios entiende y acepta esto, entonces todo el concepto del santuario está errado y no posee significado. Y si la expiación fue totalmente completada en la cruz, tal como lo enseñan los calvinistas, ¿cómo puede Cristo estar haciendo ahora expiación en el santuario celestial?
Tal como fue informado en nuestro primer capítulo, una investigación conducida en una gran Asocia-ción en Norteamérica, reveló que un porcentaje substancial de los ministros en aquella Asociación están ahora rechazando nuestra doctrina del santuario. Así, la reacción en cadena continúa, es introducida la cuarta herejía, y otro tablón principal de nuestra plataforma de la verdad se desmorona y colapsa.
Esta situación nos confronta con un dilema. ¿Qué debemos hacer con el Espíritu de Profecía? Todas las doctrinas que ahora están siendo negadas por el calvinismo entre nosotros, son firmemente apoyadas por la mensajera de Dios, y son descritas como siendo las verdades que nos han hecho lo que somos. ¿Podemos negar estas verdades y aun continuar apoyando el Espíritu de Profecía? Obviamente que no. Por lo tanto, la quinta herejía que sigue en la cadena de reacción es el rechazo del Espíritu de Profecía.
Hemos sido avisados con antecedencia. Ellen White ha escrito con mucha antecedencia que “el último engaño de Satanás será dejar sin ningún efecto el testimonio del Espíritu de Dios”.
Ella no dijo que los testimonios (sus escritos) serían abiertamente rechazados, y en muchos casos no lo han sido. El rechazo ha sido realmente cumplido a través de un servicio sólo de labios hacia el Espíritu de Profecía, mientras que en la práctica se lo niega. Una ilustración de este problema es presentada en la lista de 120 nombres en las páginas v y vi del nuevo libro doctrinal “Las Creencias de los Adventistas del Séptimo Día”. Tanto en la doctrina sobre la naturaleza de Cristo como en la doctrina de la justi-ficación por la fe, este libro adhiere a nuestras creencias históricas. Los 120 nombres son de personas que dicen haber aprobado el libro, pero ninguna de esas mismas personas en sus predicaciones y escritos apoyan estas dos doctrinas. Así los testimonios no son abiertamente negados, pero son dejados sin ningún efecto en las vidas de las personas, y el quinto tablón principal de nuestra plataforma de la ver-dad se desmorona y colapsa.

LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3426
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Surgirán Herejías

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:15 am

Con cinco tablones principales ya desmoronados, ¿cuánto tiempo puede la estructura permanecer en pie, y cuál doctrina será la próxima a ser demolida y reemplazada por una falsa doctrina del calvinismo?
Puede ser la doctrina del Sábado. Considere cuidadosamente la siguiente predicción hecha por Ellen White:
“Después que la verdad ha sido proclamada como testimonio a todas las naciones… habrá una remoción de los hitos, y un intento para demoler los pilares de nuestra fe. Un esfuerzo más decidido será hecho para exaltar el falso sábado”.
Las dos primeras de estas tres predicciones están indudablemente describiendo condiciones que preva-lecerán dentro de la iglesia. ¿Estamos seguros suponiendo que la tercera ocurrirá totalmente fuera de la iglesia? O nuestra preciosa doctrina del Sábado será el próximo tablón de nuestra plataforma de la ver-dad que va a desmoronarse y colapsar?
Cinco doctrinas se han ido, tanto cuanto nuestros líderes y muchos de los miembros de nuestras iglesias están preocupados. Cinco tablones de la plataforma de la verdad han colapsado y han sido reemplaza-dos por falsas doctrinas calvinistas en sus mentes. Este reemplazo, ha causado, desde luego, división, porque no todos nuestros miembros han estado dispuestos a aceptar estos cambios. ¿Y quién ha sido responsabilizado de haber creado la división? Aquellos que se están aferrando a nuestra pura fe históri-ca. Nuevamente preguntamos, ¿puede la confusión ser mayor, o puede el juicio ser más injusto que es-to? Recuerde, son las herejías las que separan, no la verdad.
Pero la división no queda de ninguna manera confinada a unos pocos miembros. El Adventismo y el Calvinismo están en un curso de colisión, tal como queda evidenciado por los materiales que pueden ser examinados por cualquiera que quiera hacerlo. Los archivos de nuestras librerías contienen super-abundantes evidencias relacionadas con la naturaleza de nuestras creencias históricas, como también de la manipulación de la evidencia que fue usada en la preparación de la declaración hecha en las páginas 650-652 de QOD.
Un número cada vez mayor de personas están tomando sus decisiones debido a esta evidencia deci-diendo que no se van a desviar de los principios de nuestra fe histórica. Otro grupo grande se aferra firmemente a los cambios introducidos por el libro QOD, a pesar de su carácter fraudulento. Algunos aun están llegando al extremo de proponer que Cristo tenía dos naturalezas humanas, una caída y otra no caída, como un medio para aferrarse a los errores mostrados en QOD. Este concepto de dos natura-lezas humanas llamado dualismo, analizado en un capítulo posterior, de ninguna manera soluciona el problema. Si poseer una naturaleza humana caída llevaría a Cristo a quedar bajo la condenación de Dios, sería verdadero aun cuando el porcentaje de la naturaleza caída fuese de 100%, o 50% o 10%.
Por otro lado, el nuevo libro doctrinario, Las Creencias de los Adventistas del Séptimo Día, se realinea a sí mismo con nuestras creencias históricas en relación a la naturaleza de Cristo y reafirma nuestra po-sición histórica en relación a la justificación por la fe, no menos de 140 veces. Lo mismo hacen dos Lecciones de la Escuela Sabática usadas durante la última mitad del año 1990, cuando los libros de Gálatas y Romanos eran el asunto a ser estudiado.
Esta aumento en la polarización solo puede resultar en confrontación y colisión, a menos que algo pueda influenciar a nuestros administradores para que provean una ocasión para una evaluación de nuestra condición. Existe una desesperada necesidad para un reconocimiento administrativo del problema antes que se vuelva totalmente inmanejable.
Mientras ambas escuelas de pensamiento parecen moverse inexorablemente hacia una confrontación (o separación), y muchos de nuestros administradores parecen estar mirando ya sea indiferentemente o benignamente, los pobres pastores son forzados a lidiar directamente con los problemas en una base semanal o diaria. Ambas escuelas de pensamiento poseen representantes en las congregaciones, a las cuales ellos ministran cada Sábado en la mañana. Un porcentaje muy alto de los pastores están relacio-nados con el problema al predicar sermones en forma suave e inocua, que no alimenta dicen algunos, que no ofende ni satisface a nadie. Este compromiso da lugar a la triste queja, oída tan a menudo, “Po-demos oír un sermón como ese, o mejor, en cualquier iglesia de la ciudad un domingo en la mañana. ¿Qué le ha sucedido a nuestro mensaje distintivo?”.
No menos dificultades surgen para los pastores y para los miembros de iglesia cuando las doctrinas calvinistas son impresas en nuestras publicaciones de iglesia. Esto provee abundante evidencia de que la libertad de inconsistencia y auto-contradicción que disfrutamos mientras estábamos juntos sobre la plataforma de la verdad, ahora se ha perdido. Un notable ejemplo de este problema puede ser visto en la Review, en la cual un escritor coloca una aplicación de la doctrina calvinista del pecado original en estas palabras:
“Si un bebé muere algunas horas o algunos días después de haber nacido, aun está sujeto a una segunda muerte, la muerte condenatoria, aun cuando no haya nunca quebrado ningún mandamiento”.
Los verdaderos calvinistas contrarrestan la ofensa de esta odiosa doctrina con la práctica del bautismo infantil y/o con la doctrina de la predestinación. ¿Pero qué es lo que está haciendo el Calvinismo Ad-ventista del Séptimo Día? Dos tablones importantes de nuestra plataforma de la verdad son la libre vo-luntad del hombre y la libertad de elección, que es lo opuesto a la predestinación; y el bautismo de aquellos que son lo suficientemente adultos como para creer, arrepentirse y obedecer. Esta creencia no le da ningún lugar al bautismo de infantes. El escritor de la Review no ofrece absolutamente ninguna solución. Él nos deja batallando con la auto-contradicción, la cual solo puede ser resuelta removiendo dos tablones más de nuestra plataforma de la verdad y reemplazándolos por otras dos doctrinas falsas del Calvinismo, el bautismo de los niños y la predestinación. ¿Será esta herejía el próximo efecto de la cadena de reacción en la cual una herejía sigue a la otra en una marcha continua hacia dentro de la igle-sia?

LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3426
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Surgirán Herejías

Mensaje por LUZ HELENA el Jue Oct 06, 2011 4:15 am

Para resumir: En el pensamiento de muchos ASD hoy, cinco de los tablones más importantes de nuestra plataforma de la verdad han sido destruidos. Ellos son:

1.- La doctrina de que nosotros recibimos debilidad de Adán, pero no culpa.
2.- La doctrina de que nuestro Señor vino a esta tierra en la naturaleza humana caída.
3.- La doctrina de la justificación por la fe (actuar justo a través del poder recibido de Dios)
4.- La doctrina del santuario.
5.- La creencia en la inspiración del Espíritu de Profecía.

Todas estas cinco doctrinas han sido reemplazadas por las falsas doctrinas del Calvinismo.
Mientras tanto, algunos de los Adventistas Calvinistas se están volviendo cada vez más militantes y agresivos. Las personas cuyas faltas son querer mantener la fe de sus padres, están siendo acusados de perturbar la paz y la armonía de la iglesia, y en algunos lugares se está tomando una acción disciplinaria contra ellos. Nos acordamos de las palabras de Isaías:
“¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinie-blas luz!”.
Fuimos advertidos por la mensajera de Dios que entrarían herejías entre nosotros, y que estas herejías separarían la paja del trigo, después de lo cual la paja, como una nube, sería soplada lejos. ¿Estaremos nosotros con el buen grano, permaneciendo en el granero, o seremos soplados lejos con la paja?
Por favor, observen cuidadosamente de nuevo, que son las herejías las que causan divisiones, no la verdad. Muchos de aquellos que están tratando de introducir doctrinas calvinistas en nuestra iglesia en-cuentran que es imposible derrotar a los Adventistas históricos en el terreno teológico. Sin embargo, están levantando más y más acusaciones que aquellos que se rehúsan a unirse en su apostasía diciendo que son los causadores de problemas y divisiones, y que están separando las iglesias, y perturbando la paz, la armonía, y la unidad de la iglesia. Esta actual situación no es del todo diferente de las falsas acusaciones que le fueron colocadas a Cristo y que resultaron en Su crucifixión. Hemos sido advertidos que “Cuando se desate la controversia, los defensores de la verdad serán culpados de causar distur-bios”.
Jesús permaneció calmado e imperturbable mientras era falsamente acusado, y así tenemos que perma-necer nosotros. Podemos descansar en la confianza de que existen observadores celestiales, y que el justo Juez de la tierra tendrá la última palabra. Hasta entonces, recordemos que “El nombre del Señor es una fuerte torre: el justo corre hacia ella y está seguro”.
“Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas, escóndete por un breve momento, hasta que pase la ira. Porque el Eterno viene de su morada, para castigar por sus pecados a los habitantes de la tierra. Y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá más sus muertos”.

LUZ HELENA
Invitado Especial
Invitado Especial

Cantidad de envíos : 302
Gracias : 3426
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 06/11/2009
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Surgirán Herejías

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.