Foro Adventista - abc Mujer Adventista
Saludos queridos visitantes, te damos la bienvenida a este foro,abordamos temas que no estan disponibles en otros sitios adventistas pero que consideramos de interes,por ahora tenemos nuestros foros y subforos visibles solo para usuarios registrados, sugerimos registrarte para poder acceder a la informacion y recursos,Dios les guarde

La Parábola de la Señal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Parábola de la Señal

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:21 am

La Parábola de la Señal


Cierto día, un hombre le preguntó a Dios: ‘¡Señor! ¿Cómo puedo saber si estoy haciendo verda-deramente Tu voluntad? ¿Cómo puedo saber si estoy siendo perfecto en Tus caminos?’.
Dios le respondió: ‘Tome la carta de amor que le envié. Léala, reléala, practique todo lo que aprenda de ella y será feliz’. (Apoc. 1:3).
El hombre pasó a estudiar la Biblia y se propuso a practicar las cosas en ella escritas. Pasado algún tiempo, preguntó nuevamente: ‘Señor, ¿estoy ya consiguiendo practicar todas las cosas que escribió en la carta?’.
Dios, de manera bien simple le respondió: ‘Haga un análisis. ¿Me está amando más a Mi que todas las cosas, más que su ego? Más que a la familia, trabajo, dinero, fama, status, bienes, amigos, etc.? ¿Y está amando al prójimo como te amas a ti mismo?’. (Mat. 22:37-40).
Aquel hombre, habiendo profundizado más su conocimiento bíblico, descubrió que no podría al-canzar ese ideal por sus propias fuerzas. Así dio inicio a una vida devocional bien eficaz: mantenía tres periodos de oración particular, una hora de meditación bíblica sobre la vida de Jesús, culto familiar ma-tutino y vespertino, desarrolló el hábito de mantener la mente en ininterrupta comunión con Dios, fre-cuentaba asiduamente la iglesia y se envolvía en trabajo misionero personal, buscando fuerzas en el Todo Poderoso para que Él, entonces, volviese posible su ideal.
Algún tiempo después, cuando aprendió también a citar instintivamente la Palabra, en su mente, en el momento de la tentación, aquel hombre trataba de hacer la voluntad de Dios de todo su corazón, con toda su alma y con todo su entendimiento. Dirigiéndose nuevamente a Dios, le dijo así:
‘¡Señor! ¿Podría usted darme una señal? Una evidencia de que verdaderamente estoy haciendo Tu voluntad?’.
Dios, muy compasivamente, le respondió: ‘Cuando esté obedeciendo Mi palabra como tanto des-ea, usted comenzará a ser perseguido por eso. Las personas lo calumniarán con toda clase de mentiras y dirán mucho mal contra usted. Pero no se entristezca. Eso es una fuerte evidencia de que está alcanzan-do el ideal que le describí en la carta que le envié. En ese día, quédese feliz. Quédese muy feliz, pues fue de esa misma forma que los profetas, que vivieron antes que usted, fueron perseguidos. Y, con toda certeza, usted habrá entrado en el Reino de los Cielos, que ya le pertenece. Y más... fuera de eso Yo le daré un gran regalo cuando vuelva ahí. (Mat. 5:10-12).
El hombre – que ya comenzaba a ser perseguido – se emocionó mucho. No consiguió contener las lágrimas. Lloró como un niño. Feliz con las palabras y promesas de Dios, por fin le preguntó qué más debería hacer entonces, mientras Jesús no volvía para darle el prometido regalo.
El Señor, amándolo mucho, le respondió: ‘Continúe a ser como la sal, mezclándose entre los hombres, haciendo con que la vida de ellos tenga un nuevo y delicioso sabor. Y continúe siendo una luz para ellos, a fin de que se libren de la oscuridad y también puedan mirarme en usted. (Mat. 5:13-16). ¡No desista y no se desanime! ¡Yo volveré luego para entregarle lo que le prometí! (Apoc. 22:12). Ar-turo Araujo. Adaptado.

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6072
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: La Parábola de la Señal

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:21 am

La historia siempre se repite.-


“Así será con todos los que vivan piadosamente en Cristo Jesús. Entre la justicia y el pecado, el amor y el odio, la verdad y el engaño, hay una lucha imposible de suprimir. Cuando se presentan el amor de Cristo y la belleza de su santidad, se le restan súbditos al reino de Satanás, y esto incita al príncipe del mal a resistir. La persecución y el oprobio esperan a quienes están dominados por el Espíritu de Cristo. El carácter de la persecución cambia con el transcurso del tiempo, pero el principio o espíritu fundamental es el mismo que dio muerte a los elegidos de Dios desde los días de Abel.
Siempre que el hombre procure ponerse en armonía con Dios, sabrá que la afrenta de la cruz no ha cesado. Principados, potestades y huestes espirituales de maldad en las regiones celestes, todos se alistan contra los que consienten en obedecer la ley del cielo. Por eso, en vez de producirles pesar, la persecución debe llenar de alegría a los discípulos de Cristo; porque es prueba de que siguen los pasos de su Maestro.
Aunque el Señor no prometió eximir a su pueblo de tribulación, le prometió algo mucho mejor. Le dijo: "Como tus días serán tus fuerzas". "Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad". Si somos llamados a entrar en el horno de fuego por amor de Jesús, él estará a nuestro lado, así como estuvo con los tres fieles en Babilonia. Los que aman a su Redentor se regocijarán por toda oportunidad de compartir con él la humillación y el oprobio. El amor que sienten hacia su Señor dulci-fica el sufrimiento por su causa.
En todas las edades, Satanás persiguió a los hijos de Dios. Los atormentó y ocasionó su muerte; pero al morir alcanzaron la victoria”. DMJ:28-30

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6072
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: La Parábola de la Señal

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:22 am

La persecución final se iniciará dentro de la propia iglesia.-


Considere el aviso profético que Jesús nos dio: “Debéis quedar de sobreaviso. Seréis entregados a los tribunales y seréis azotados en las sinagogas”. Mar. 13:9. NIV.
“Acautelaos de los hombres; porque os entregarán a los tribunales y os azotarán en sus sinagogas”. Mat. 10:17.
Considere que la NIV en lugar de tribunales coloca ‘local councils’, o sea, concilios locales. ¿Cómo se llama el concilio local que juzga (tribunal) los casos tratando de disciplinar los miembros de la comunidad, de la iglesia? Como ‘sinagoga’ es sinónimo de iglesia local que frecuentamos, se concluye que Jesús nos está avisando que, aquellos que Le sean fieles, serán reprendidos por la propia comisión de su iglesia y ‘azotados’ con calumnias, mentiras, injusticias, burlas, difamaciones, etc.
“Si una iglesia es fiel, el mundo la perseguirá; cuando la iglesia es infiel, ella misma perseguirá a los fieles en su medio”. Luis y Josiane Bueno, 12-03-2002. La persecución – cuando no es suscitada por algún error del cristiano – es una buena señal.
En este final de los tiempos, al predicar el auténtico evangelio, también con nuestra vida, seremos perseguidos dentro de la propia comunidad que frecuentamos. Razón por la cual Él nos aconseja: “No dejemos de congregarnos, como es la costumbre de algunos; antes, hagamos amonestaciones, y tanto más cuando veis que el día se aproxima”. Heb. 10:25. Como el texto nos advierte, al aproximarnos más al retorno de Jesús, los fieles hijos de Dios sufrirán fuerte influencia, venida de dentro de la propia iglesia, para dejar de frecuentarla.
¿Qué podría ocasionar semejante situación? Bien, si la mayoría de los miembros de una comuni-dad apoyase una herejía, se formarían dos partidos. Y la minoría fiel pasaría a ser perseguida. Considere estos cuatros textos:
“Dios despertará a sus hijos; si otros medios fracasan, se levantarán herejías entre ellos, que los zarandearán, separando el tamo del trigo”. 2JT:312.
“Este es nuestro mensaje, el mismo mensaje que están proclamando los tres ángeles que volaban por en medio del cielo. La obra que debe realizarse ahora consiste en proclamar el mensaje final de mi-sericordia a un mundo caído. Una nueva vida está viniendo del cielo y posesionándose de todo el pueblo de Dios. Pero en la iglesia ocurrirán divisiones. Se formarán dos grupos. El trigo y la cizaña crecerán juntos hasta el momento de la cosecha”. 2MS:130.
“Instrumentos satánicos en forma humana tomarán parte en este último gran conflicto para opo-nerse al establecimiento del reino de Dios. Y también actuarán ángeles celestiales con apariencia humana. Hombres y mujeres se han confederado para oponerse al Señor Dios del cielo, y la iglesia sólo está despierta a medias en cuanto a esta situación. Se necesita que haya mucho más oración, muchos más fervientes esfuerzos entre los que profesan ser creyentes.
Los dos bandos antagónicos continuarán existiendo hasta la terminación del último gran capítulo de la historia de este mundo. En cada ciudad hay instrumentos satánicos. No podemos permitimos el bajar la guardia ni por un momento (Carta 42, 1909)”. 7A:152.
“Los hombres se han unido para oponerse al Señor de los ejércitos. Estas confederaciones conti-nuarán hasta que Cristo deje su lugar de intercesión ante el trono de la misericordia, y se coloque las vestimentas de la venganza. Los instrumentos satánicos están en cada ciudad, ocupados en organizar en partidos a aquellos que se oponen a la ley de Dios. Santos profesos e incrédulos declarados toman posi-ciones en esos partidos. Este no es el momento cuando el pueblo de Dios ha de manifestar debilidad. No podemos permitirnos estar desprevenidos ni por un momento (8T:42; 1904). Las uniones laborales constituirán una de las agencias que traerán sobre esta tierra un tiempo de angustia como nunca ha habido desde que el mundo fue creado (Carta 200, 1903)”. 2MS:161-162.
“A medida que la obra del pueblo de Dios avance con energía santificada e irresistible, implan-tando el estandarte de la justicia de Cristo en la iglesia, movida por un poder que procede del trono de Dios, el gran conflicto se irá haciendo cada vez más severo, y cada vez más determinado. La mente se opondrá a la mente, los planes a los planes, los principios de origen celestial a los principios de Satanás. La verdad en sus diferentes fases estará en conflicto con el error en sus formas siempre cambiantes y progresivas, las que, si posible fuera, engañarán a los mismos escogidos”. TM:413-414.
“El enemigo de Dios y de los hombres está decididamente contra la clara proclamación de esta verdad (la justicia por la fe en el poder creador de la Palabra), porque sabe que, si el pueblo la acepta, su poder estará deshecho. Si pudiese, sin embargo, dominar los corazones de aquellos que se llaman hijos de Dios, de modo que sus experiencias de fe estén llenas de dudas e incredulidad, puede vencerlos por sus tentaciones”. RH, 03-09-1889.

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6072
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: La Parábola de la Señal

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:23 am

¿Qué hombres se alistarán en esta empresa?


“El Evangelio ha de ser proclamado mediante una guerra agresiva, en medio de oposición, peli-gros, pérdidas y sufrimientos. Pero los que hacen esta obra están tan sólo siguiendo los pasos de su Ma-estro”. DTG:632-633.
En esta empresa estarán alistados apenas hombres valientes: “Cuando la religión de Cristo sea más despreciada, cuando su ley sea más menoscabada, entonces deberá ser más ardiente nuestro celo, y nuestro valor y firmeza más inquebrantables. El permanecer de pie en defensa de la verdad e injusticia cuando la mayoría nos abandone, el pelear las batallas del Señor cuando los campeones sean pocos, ésta será nuestra prueba. En este tiempo, debemos obtener calor de la frialdad de los demás, valor de su cobardía, y lealtad de su traición”. 2JT:31 (1882); EUD:184.
“La mayor necesidad del mundo es la de hombres que no se vendan ni se compren; hombres que sean sinceros y honrados en lo más intimo de sus almas; hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde; hombres cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo; hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos”. Ed:54.
‘Llamar al pecado por su nombre exacto’ tiene que ver antes mostrar las equivocaciones de una herejía, de un falso evangelio, de una doctrina antibíblica, que en abordar a nuestro semejante acusán-dolo de prácticas que – según nuestra conciencia – serían ofensivas a Dios. “Si mi silencio permite el triunfo de un nuevo punto de vista, y este contribuye para la derrota del propósito de Dios... entonces el lujo de permanecer callado para evitar un estigma sería muy costoso para mi conciencia”. Dennis E. Priebe.
El evangelio avanzará con energía renovada; aun cuando los “canes” (Mat. 7:6) ladren, la caravana del evangelio pasa. Y si la persecución no está aconteciendo, debemos cuestionar y revisar nuestro mensaje: ¡hay algo deficiente en él, en nosotros o en ambos! ¡Aun cuando sean reprendidos y ‘azotados en las sinagogas’ por los ‘falsos hermanos’ (2 Cor. 11:26), los fieles hijos de Dios no silenciarán, nada los hará callar! Y cuando el auténtico evangelio pase a ser llevado a todos habrá persecución religiosa dentro de la propia familia y finalmente ‘os harán comparecer a la presencia de gobernadores y reyes’ (Mar. 13:9,12-13; Mat. 10:17-23).

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6072
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: La Parábola de la Señal

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:24 am

Hacer distinción entre herejía y herejes.-


Obviamente se debe hacer una clara distinción entre una herejía – la doctrina, la enseñanza – y los herejes, a saber: la persona que adopta la herejía como verdad. En cuanto a la doctrina equivocada ella debe ser combatida con fervor cristiano: “Al insensato responde según su estulticia (en lo relacionado con su argumentación, enseñanza o doctrina), para que no sea él sabio a sus propios ojos”. Prov. 26:5.
Si alguien no hace – o no quiere hacer – una clara distinción entre la herejía – la doctrina (o co-rriente de pensamiento, religión, etc.) y los herejes – las personas que la adoptan (o la profesan), ya dio el primer paso hacia la intolerancia. Ya se candidateó a volver a encender los fuegos de la inquisición, de la persecución diabólica, pretendiendo ser la conciencia de otro.
En cuanto a los herejes, a las personas que adoptan una herejía:

1.- No nos compete a nosotros, humanos, entrar en juicio cuanto a su salvación o a su perdición, pues no podemos juzgar la conciencia ajena; no tenemos habilidad competente para eso, así, no somos sus jueces ni pretendemos serlo. Esta es una atribución única y exclusiva de nuestro Dios.
2.- En relación a las personas que no tienen la misma creencia que la nuestra, debemos continuar siempre siendo complacientes, tolerantes, comprensibles y simpáticos, buscándoles una disculpa, conforme vimos en el capítulo 29. debemos tratarlas con bondad, simpatía y empatía, buscando colocarnos en el lugar de ellas, sintiéndoles los dolores de la cosecha de los frutos de una doctrina equivocada.

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6072
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: La Parábola de la Señal

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:25 am

¿Cómo reaccionan tradicionalmente los herejes?



Es un hecho conocido que la verdad nunca teme el análisis, el examen, la luz. Al contrario, la verdad siempre está dispuesta a aceptar el desafío de pasar por el examen bíblico, pues ‘el justo es in-trépido (osado, valiente) como el león’. Prov. 28:1. De hecho, ¡lo que la verdad más desea es el examen bíblico!
Ya la herejía siempre tiende a una actitud totalmente opuesta: ‘Huyen los perversos, sin que nadie los persiga’. Prov. 28:1. La herejía siempre busca esconderse, pues teme el examen, la luz. Detesta que alguien la investigue, o analice, o estudie la corriente opuesta. Para protegerse, ataca con calumnias, in-justicias, opresión, malos tratos, violencia, etc. Para tapar la verdad, ataca a sus adeptos haciendo uso de autoritarismo, actuando de manera ilegal, injusta y cruel. Alguien fácilmente podría distinguir la verdad del error apenas observando las reacciones de sus defensores.
Sin embargo, aun cuando las reacciones de los herejes no sean gentiles, debemos continuar mani-festándoles el amor de Cristo, pues sus malos tratos, o injusticias, no nos autorizan a pagarles con la misma moneda. “No respondas al insensato según su estulticia (de la misma manera, brusca, injusta, in-tolerante), para que no te hagas semejante a él”. Prov. 26:4. “A cualquiera que te hiera en la mejilla de-recha, ponle también la otra”. Mat. 5:39.

Conclusión.-


“Si una persona está errada, sea lo más amable posible con ella; si usted no es cortés, puede apar-tarla muy lejos de Cristo. Deje que toda palabra que usted hable, aun hasta los tonos de su voz, expre-sen su interés y simpatía para con las almas que están en peligro. Si usted es severo, denunciador, e im-paciente con ellas, estará haciendo el trabajo del enemigo. Usted estará abriendo la puerta de la tenta-ción hacia ellas, y Satanás lo representará delante de ellas como uno que no conoce al Señor Jesús. Ellas pensarán que la misma manera como están actuando, está correcta, y que ellas son mejores que usted. ¿Cómo puede, entonces, usted conquistar las que están erradas? Ellas pueden reconocer la devoción genuina, expresada en palabras y en el carácter. Si usted pretende enseñar arrepentimiento, fe y humildad, necesita tener el amor de Jesús en su propio corazón”. SpTA01a8.3.
Cuando estemos bajo el fuego cruzado, teniendo la injusticia y la persecución, debido a la Ver-dad, golpeando nuestra puerta, ¿qué más podemos esperar de parte de Señor? Lea el próximo capítulo. Esto corresponde al capítulo 34

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6072
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: La Parábola de la Señal

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.