Foro Adventista - abc Mujer Adventista
Saludos queridos visitantes, te damos la bienvenida a este foro,abordamos temas que no estan disponibles en otros sitios adventistas pero que consideramos de interes,por ahora tenemos nuestros foros y subforos visibles solo para usuarios registrados, sugerimos registrarte para poder acceder a la informacion y recursos,Dios les guarde

Provocándole Nauseas!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Provocándole Nauseas!

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:16 am

¡Provocándole Nauseas!


Cuando alguien se atribuye a sí mismo el honroso título de ‘cristiano’, pero ‘dice que es imposible guardar la ley de Dios’ y no la guarda, provoca nauseas en nuestro Salvador. “El mensaje a Laodicea (Apoc. 3:14-22) se aplica a todos los que profesan guardar la ley de Dios, y sin embargo no la prac-tican”. RH, 17-10-1899. Podría ser, por ejemplo, aquel que no quería ponerse nervioso ni agredir; pero, bajo fuerte provocación, se descontroló y actuó mal. Obviamente este no practicó la ley.
En términos abiertamente claros Jesús reprende la tentativa de guardar la ley por nuestros propios esfuerzos, cuando se trata de producir justicia propia, a partir del yo, confiando en nuestra carne peca-minosa:
“Estoy a punto de vomitarte de Mi boca” Apoc. 3:16. Hay un comentario bíblico que afirma que: “La figura de vomitar de Su boca significa que Él no puede:

1.- “Ofrecer a Dios vuestras oraciones o expresiones de amor”. (¿Se acuerda de Prov. 28:9? “El que desvía los oídos de oír la ley, hasta su oración será abominable”. ‘Oír la ley’ es más que concordar que está en vigor actualmente: significa cumplirla por la fe en el poder creador de Su Palabra).
2.- “Aprobar de ninguna forma vuestra enseñanza de Su Palabra o vuestro trabajo espiritual”. (¿Cómo podría aprobar Él una tentativa de vivir ‘como Cristo vivió’, sin emplear el método que Le dio la victo-ria sobre Su ego?).
3.- “Presentar vuestros cultos religiosos con el pedido de que os sea concedida gracia”. 3JT:15.

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6190
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: Provocándole Nauseas!

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:17 am

¿Qué significa ‘entrar en el descanso’? (Hebreos 4).-


“Así es que ‘nosotros, que creemos, entramos en el descanso’. Heb. 4:3. Y aquel que entró en el descanso, cesó también de sus propias obras, así como Dios lo hizo con las Suyas. Antes que los hom-bres acepten plenamente la simple Palabra del Señor, todo deriva del yo. Las obras de la carne son ape-nas pecado; y aun cuando los hombres profesen servir a Dios, y tengan el ansiado deseo de hacer lo co-rrecto, sus propias obras en ese propósito son fracasos. ‘Todas nuestras justicias (son) como trapo de inmundicia’. Isa. 64:6. Pero cuando reconocemos el poder de la Palabra de Dios, y sabemos que es ca-paz de edificar aquellos que en ella confían, entones dejamos nuestras propias obras y permitimos que Dios opere en nosotros, tanto el querer como el hacer, según le plazca. Así, todas nuestras obras son operadas en Él, y ellas son justas. Eso es realmente reposo. El reposo que proviene cuando reconocemos que la salvación no procede de nosotros mismos, sino que da la Palabra que hizo los cielos y la tierra, y que los sostienen...”. Ellet J. Waggoner, El Evangelio en la Creación.
Si la vida de Cristo está en la Palabra y esta Palabra es la fuente de poder, de hecho, sería imposi-ble guardar la ley APENAS si alguien no la citase con fe, en la hora de la tentación.

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6190
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: Provocándole Nauseas!

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:19 am

¿Y si no quisiésemos citar la Palabra?


Bien, ¡eso significaría que estaríamos dispuestos a enfrentar la tentación por nuestras propias fuerzas! ¡Justicia propia! ¡Antigua alianza! ¡Genera esclavitud para continuar pecando! “Todo lo que el Señor dijo, lo haremos y obedeceremos”, Exo. 24:7, por nosotros mismos. “Tenemos capacidad para enfrentar solitos la tentación y vencerla; no necesitamos del poder de la Palabra para eso”.
Estaríamos rechazando la Justicia de Cristo por la fe en Su omnipotente Palabra, por preferir ‘las obras de la ley’; estaríamos ‘perfeccionándonos en la carne’. Gal. 3:10,3. Estaríamos depositando nues-tra confianza en nosotros, en nuestra carne pecaminosa, cuando Jesús nos alertó: “Sin Mi, nada podéis hacer”. Juan 15:5. amigo, legalismo es toda tentativa de producir un comportamiento cristiano fuera de citar la Palabra en la hora de la tentación. ¿Preferirá usted continuar siendo un legalista?
En ese caso la Biblia no tendría informaciones agradables para nosotros: “Así dice el Señor: mal-dito el hombre que confía en el hombre (en sí mismo, en sus fuerzas), hace de la carne mortal su brazo, y aparta su corazón del Señor”. Jer. 17:5.
Algunos han, erróneamente, entendido que, a través de este versículo, el Señor estaría apenas en-señando la desconfianza mutua generalizada entre los hombres. En ese caso, Él estaría catalogando de ‘maldito’ al hijo que confiase en sus padres. ¿Cómo podría él ser educado si no confía en los padres y en los profesores? El esposo debería desconfiar de la esposa, y vice-versa. ¿Cómo se mantendría el ca-samiento, si está fundamentado en la confianza mutua? Sin esto la sociedad se desestructuraría: vendría el caos, que es el deseo que el enemigo tuvo al así distorsionar esta enseñanza del Señor.
Se percibe, claramente, que la desconfianza mutua no es una enseñanza bíblica, ni en este versí-culo y ni en ninguna parte de la Biblia. En verdad, es Dios quien promueve la confianza entre los hom-bres, que es la base que mantiene la iglesia o cualquier otra sociedad unidas. Es apenas la confianza ciega que el Señor desaprueba. El hecho es que este versículo se aplica primeramente a los que siguen a su líder religioso ciegamente.
“Si la lealtad es una virtud, la lealtad ciega es un vicio”. Ralph Larson.
“El gran peligro de nuestro pueblo ha sido el de confiar en los hombres y hacer de la carne su brazo. Juan 16:8. Los que no tienen el hábito de examinar la Biblia por sí mismos o de pesar las evi-dencias, confían en los dirigentes, y aceptan las decisiones que estos hacen, y así muchos rechazarán los mismos mensajes que Dios le envía a Su pueblo, si esos hermanos dirigentes no los aceptan”. TM:106-107.
Hay algunos que efectivamente siguen a sus dirigentes ciegamente. Y estos líderes de ellos exigen que tengan apenas oídos; no les es permitido tener ni mente ni boca. Si piensan por sí mismos – a la luz de la propia conciencia iluminada por la Biblia – o si expresan sus conclusiones según su entendimiento, son reprendidos y, si persisten, son disciplinados. Se trata de una esclavitud religiosa.
“Cuando surgen errores y son enseñados como verdad bíblica, los que están conectados con Cris-to no confiarán en lo que dice el ministro, sino que - como los nobles bereanos - escudriñarán cada día las Escrituras para ver si estas cosas son así”. FO:88.
Pero lo que el Señor está condenando es también la actitud de aquel que confía en sus fuerzas, en sí mismo, en su ego, en su carne pecaminosa, pensando que, por sus propias fuerzas, es capaz de en-frentar la tentación. Entonces es una maldición lanzada también sobre aquel que espera vencer sin citar la Palabra de Dios.
“Cuando se descarta la Palabra de Dios, se rechaza su poder de refrenar las pasiones perversas del corazón natural. Los hombres siembran para la carne, y de la carne siegan corrupción”. PVGM:23.
¿Por qué se ría ‘maldito’ el que trata de enfrentar la tentación por sus propias fuerzas, su carne? Simplemente porque será inevitablemente vencido por ella: “Todos cuantos, pues, son de las obras de la ley, están debajo de maldición; porque está escrito: Maldito todo aquel que no permanece en todas las cosas escritas, en el libro de la ley, para practicarlas”. Gal. 3:10.
Si estos serían malditos (vomitados) por desobedecer – “los que están en la carne no pueden agradar a Dios” (Rom. 8:8) – por otro lado serían benditos aquellos que confían en la omnipotencia de la Palabra de Dios, y así obedecen por la fe: “Bienaventurado el hombre cuya fuerza está en Ti”, Salmo 84:5, en Tu Palabra.
Bien, nos parece que el asunto está aclarado. Si el amigo no está inclinado a engañarse a sí mismo, concordará que, conforme a Rom. 8:4, hay dos caminos para enfrentar una tentación. Uno que es desastroso y otro que es eficaz: “Para que la justa exigencia de la ley se cumpliese en nosotros,

1.- que no andamos según la carne (andaríamos según la carne si no citásemos la Biblia al ser tentados, lo que sería desastroso),
2.- sino según el Espíritu” (pues citamos la Biblia en el momento de la tentación: “Porque, aun andando en la carne, no militamos según la carne, pues las armas de nuestra milicia no son carnales, sino que poderosas en Dios”. 2 Cor. 10:3-5).

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6190
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: Provocándole Nauseas!

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Oct 03, 2011 12:19 am

Conclusión.-


“Debemos perder enteramente la confianza en nosotros mismos, y depositar toda nuestra confian-za en Aquel que es poderoso para salvar. La persona que es derrotada, cayendo vez tras vez en pecado, no está combatiendo el buen combate de la fe. Está combatiendo el pobre combate de la auto-confianza y de la derrota”. Alonzo T. Jones, Lecciones de Fe.
“Cuando aprendamos a conocer el poder de su palabra no seguiremos las sugestiones de Satanás para obtener alimento o salvarnos la vida. Lo único que preguntaremos será: ¿Cuál es la orden de Dios, y cuál es su promesa? Conociéndolas, obedeceremos la primera y confiaremos en la segunda”. DTG:97.
Vamos a repetir: “Cuando aprendamos a conocer el poder de su palabra no seguiremos las suges-tiones de Satanás”.
Hay, entonces, una manera de no más ‘provocarle nauseas’, esto es: enfrentar el ego por la fe en el poder de la Palabra. Y entonces, ¿qué decisión va a tomar? ¿Bendición o maldición?
Bien, si usted escoge ser, y es victorioso sobre el ego, ¿cómo reaccionará el mundo a su respecto?

Nota del Traductor: Esto corresponde al capítulo 33 del libro “Como Ser Feliz”, de Olvide Zanella, 2004, Brasil.

_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 6190
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 45
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: Provocándole Nauseas!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.