Foro Adventista - abc Mujer Adventista
Saludos queridos visitantes, te damos la bienvenida a este foro,abordamos temas que no estan disponibles en otros sitios adventistas pero que consideramos de interes,por ahora tenemos nuestros foros y subforos visibles solo para usuarios registrados, sugerimos registrarte para poder acceder a la informacion y recursos,Dios les guarde

El olvido es difícil…si no imposible

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El olvido es difícil…si no imposible

Mensaje por HECTOR JAVIER el Lun Sep 27, 2010 11:23 pm

El olvido es difícil…si no imposible.


Las mujeres somos humanas, personas, y como tales no podemos simplemente pulsar un botón y borrar de nuestra memoria y corazón todo lo vivido.


Pero sí podemos hacer algo al respecto… como dejar de recordar.




 


¿Olvidamos? No.

El olvido no es más que un término de carácter romántico que incluimos en nuestro vocabulario puesto que las marcas que nos dejan algunos acontecimientos en la vida son indelebles, a prueba de los vientos más fuertes que azotan al corazón.


El olvido, sólo habla de una fluctuante amnesia, de un hecho que ya dejamos de recordar constantemente, o por lo menos que ya no recordamos con dolor: las heridas sanan, pero las cicatrices quedan aferradas a la piel del alma. A pesar de que la vida de cambios inesperados, nosotras somos personas, mujeres que llevan consigo una carga histórica y sentimental inimaginable. Nuestro presente es fruto de un cúmulo de olvidos, de un cúmulo de acontecimientos que aún siguen latentes en nuestro espíritu.


 


No podemos ignorar que el ayer, es lo que fundamenta a la persona del hoy, si echas un vistazo atrás, podrás observar que todas esas experiencias que conforman nuestro pasado aun siguen allí, la ventaja es que ya no nos asustan esos fantasmas, la ventaja es que hemos usado esas dificultades como un trampolín para llegar al hoy y tener esperanza en un devenir más próspero.


Sin embargo, muchas veces dejamos heridas abiertas y se hace necesario utilizar un “botiquín para el corazón”, un botiquín que ayude a que nuestros latidos sean más  fuertes y felices. En él podrás encontrar algunos elementos como:


BOTIQUÍN DE AUXILIO PARA EL CORAZÓN:



  • Gasas y alcohol. Aunque arda en lo más profundo de tu ser, lo primero que debes hacer es desinfectar tu herida, limpiarla de todo lo que te hace más daño: una palabra ofensiva, una acción lacerante, un recuerdo triste… O quizá un “no podré superarlo”.

  • Pastillas para el dolor. Para que sepas que el dolor es pasajero si tú lo decides. Estas pastillitas nos regalan la certeza de saber que con el pasar de los días estaremos mucho mejor y todo irá sanando.

  • Pastillas para la memoria. Debes recordar que no porque te lastimen eres una mala persona. Eres valiosa, sólo que no tuviste suerte y te encontraste con alguien que quiso aprovecharse de tu nobleza[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

  • Tapabocas. No somos iguales a quién nos lastimó. Por ello, antes de hablar nos pondremos un “tapabocas” para cuidarnos de no hacer lo mismo que hicieron con nosotras.

  • Tijeras. Para cortar con la “sed de venganza”. ¡Sí!  nos traicionaron, se aprovecharon de nuestro amor para lograr lo que querían sin medir el daño que nos hacían… Pero si nos alimentamos de venganza, nos haremos más daño del que ya nos ocasionaron. La vida tiene su equilibrio, puede que la balanza se haya movido en tu contra, pero cuando se vuelva a reacomodar lo más seguro es que quien pierda no seas tú. Así que dedícate a ti misma, no al rencor ni a la venganza.

  • Guantes. Con ellos podrás simplemente dejar pasar. No reprimas tus recuerdos, ellos son como el agua del río que bordea los obstáculos para seguir fluyendo, ¿Crees que una piedra detendrá su recorrido? Deja que tus pensamientos fluyan y  acompáñalos con algo que creas pueda ayudarte a sanar.

  • Banditas (tiritas o curitas). Para cerrar las heridas de un corazón lastimado. Las banditas cuidaran de tu herida para que ésta pueda cicatrizar sin miedo a que se vuelva a abrir.

  • Jeringas. Para inyectarnos ánimo y energía positiva  porque sabemos que lograremos salir de nuestras dificultades.


Olvidar es una quimera que sólo lo puede lograr un aparato, no un ser humano con sentimientos y autonomía. Lo que sí puedes hacer, es dejar de recordar, y en eso, quizá encontremos la forma para pensar más en el hoy y menos en el ayer.


El no recuerdo sólo se logra a base de esfuerzo y esperanza en un porvenir más caluroso para nuestra alma. Debemos dejar de recordar ciertas cosas, pero  lo que no podemos dejar de recordar nunca es que debemos vivir y sentir plenamente, reconociendo la grandeza de nuestro pasado  que, aunque pudo ser doloroso y oscuro, es lo que ha posibilitado que estemos hoy, aquí, en este momento.


Deja cada herida y cada cicatriz atrás, lo más seguro es que más adelante no las necesites.


_________________
Cansado de los mismos temas espirituales?
Visita una web con un gran contenido,solo haz click sobre la imagen

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


HECTOR JAVIER
Webmaster

Cantidad de envíos : 1281
Gracias : 5960
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/02/2009
Edad : 44
Localización : Pereira colombia

Ver perfil de usuario http://bibliadeestudioadventista.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.